Inicio El Mundo Fuego consumió unas 200 casas

Fuego consumió unas 200 casas

EL INCENDIO EN VALPARAÍSO PODRIA SER INTENCIONAL

Helicópteros forestales descargaron miles de litros de agua sobre barriadas humeantes de la parte alta del puerto de Valparaíso para terminar de apagar incendios forestales que entre el martes y miércoles arrasaron con al menos 200 viviendas sólidas y de madera.
Un incendio forestal consumió unas 200 viviendas precarias situadas en los cerros de la ciudad chilena de Valparaíso, por lo que se debieron evacuar a miles de personas y un total de 86, entre civiles y bomberos, resultaron afectados por el humo en un siniestro que se presume intencional, mientras que las autoridades aseguran que está circunscripto pero no controlado.
Los incendios comenzaron el martes por la tarde y ya consumieron 150 hectáreas y hay 1.715 personas sin energía eléctrica Son combatidos por 24 brigadas, 20 de la Corporación Nacional Forestal, tres del Ejército chileno y uno de la Armada, junto a 21 aeronaves, entre aviones cisterna y helicópteros hidrantes, destacó la oficina del Onemi del Ministerio del interior chileno en su página web.
Las autoridades chilenas sospechan de que el incendio fue intencional, luego de que circulara un video en las redes sociales del presunto autor en la zona donde comenzó el fuego.
«Hay bastantes indicios de que sí podía haber sido provocado», aseguró el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien se desplazó a la zona junto a otras autoridades y confirmó que la Fiscalía que ya inició una investigación, según la agencia EFE.
«De ser cierto que fue intencional, sería gravísimo, las penas por incendio son muy altas y vamos a presentar querellas. El llamado es a estar alerta y denunciar cualquier conducta que sea sospechosa», agregó Blumel.
Dos focos diferentes se generaron de manera simultánea el martes a las 15 hora local en los cerros altos de Valparaíso, el puerto turístico más importante de la costa central de Chile, a 100 kilómetros al este de Santiago, y avanzaron con violencia por los costados hasta juntarse en la población de La Isla y llegar una zona de viviendas de madera y lata.
Los vecinos fueron desalojados al iniciarse el fuego y muchos pasaron la noche en dos albergues habilitados para la emergencia.
Blumel detalló que el número de viviendas afectadas por el incendio en los cerros Rocuant y San Roque, sería de 200 aproximadamente, pero indicó que no es la cifra definitiva, aseguró el diario La Tercera de Chile.
«Lamentamos profundamente el incendio que afecta a tantas familias en los cerros de Valparaíso y sobre todo en vísperas de Navidad. Estamos trabajando sin descanso con bomberos, brigadas forestales y militares», escribió en Twitter el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Balance.
Fuentes gubernamentales indicaron ayer que el fuego todavía no había sido controlado en las áreas forestales, y llamó a los damnificados a acercarse a los albergues disponibles en Valparaíso.
«La prioridad es terminar de controlar y apagar el incendio en los sectores aledaños a los forestales, e iniciar el trabajo de apoyo y reconstrucción a las familias afectadas», dijo el ministro Blumel.
Fuentes médicas dijeron a la prensa chilena que hasta el momento «se han atendido a 86 personas, 12 corresponden a bomberos y 74 son pobladores, por dificultad respiratoria y problemas oculares, también hemos tenido contención de personas con crisis de pánico y lesiones menores».
Ayer a la mañana el municipio de Valparaíso presentó una querella criminal por el delito de incendio y en contra de todo aquel que resulte responsable.
Nicolás Guzmán, director de Asesoría Jurídica de la alcaldía, indicó que «hemos solicitado que se despache orden de investigar y que se realice una pericia para determinar el origen del incendio, ya que hay características de intencionalidad manifiesta en el origen del mismo».
El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, denunció que «alguien quiere destruir» la ciudad, tras el último de una larga lista de incendios que ya afectó unas 200 viviendas.
«Alguien, ya sea una persona o grupos de personas, quiere ver destruido Valparaíso», consideró Sharp luego de participar en la reunión del comité de emergencia junto con el intendente regional, Jorge Martínez, y varios ministros del Gobierno chileno.
Un incendio de magnitud mayor tuvo lugar en Valparaíso en el 2014, cuando 12 personas murieron y miles perdieron sus viviendas.
Una postal similar a la que dejó ese incendio se podía ver en la parte alta de Valparaíso, luego del siniestro que afectó a los cerros San Roque y Rocuant. La madera carbonizada y las estructuras desnudas de las casas revelaban el severo daño que habían recibido por la intensidad de las llamas, que no dieron tregua en la parte alta del puerto. (Télam)