Hilary sacó más votos pero ganó Trump

DEMOCRACIA YANQUI

La derrotada candidata presidencial estadounidense por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, admitió ayer que el resultado electoral fue “doloroso”, pero solicitó a sus partidarios que tengan una “mente abierta” ante el vencedor en las elecciones presidenciales, el republicano Donald Trump, de quien esperó que sea un “buen presidente”.
Hillary abrió su discurso señalando que al conocer los resultados de la elección, “felicité a Donald Trump, y le ofrecí trabajar juntos por el bien del país”.
La demócrata se expresó confiada en que Trump tenga éxito en su misión de gobernar para todos los estadounidenses, y pidió a sus seguidores que sean de “mente abierta” con el futuro presidente, que, agregó, debe poder tener su “oportunidad de liderazgo”.
“Espero que sea un buen presidente”, añadió, al tiempo que admitió que el resultado electoral “duele” y “no fue lo que esperábamos, y estoy triste no haber vencido, para defender los valores que compartimos”. Pero, agregó “trabajamos por el bien de Estados Unidos”.
“Sé cómo están de desilusionados”, agregó ante sus partidarios, pero les pidió que recuerden que “nuestra campaña no se refirió a una persona o una elección, sino a la construcción de unos Estados Unidos esperanzados”.
“El país”, reconoció la ex primera dama y ex secretaria de Estado, “estaba más dividido de lo que pensábamos”, pero, agregó, “sigo creyendo en Estados Unidos, debemos aceptar este resultado y mirar al futuro. Tenemos que defender los valores de Estados Unidos”.
“El sueño americano es muy grande y tiene lugar para todos”, aseguró, y señaló a continuación algunos de los grupos que estigmatizó la invectiva de campaña de su rival, antes de convocar a sus partidarios a mantener la lucha por esos valores dado que la democracia “no se termina en los momentos electorales”.

Recuento.
El recuento de la elección de la víspera arrojaba ayer 200 mil votos más para la demócrata Hillary Clinton (59.626.695) por sobre el electo presidente republicano Donald Trump (59.428.493), a pesar de que el magnate inmobiliario se impuso en algunos Estado clave como Florida, Ohio y Pensilvania.
En caso de confirmarse la ventaja del voto popular para Clinton, la demócrata sería la quinta candidata en no llegar a la Casa Blanca a pesar de haber obtenido la mayoría de los sufragios y la primera desde el 2000, cuando el ex vicepresidente Al Gore perdió frente a George Bush hijo, quien llegó a la Casa Blanca con 500 mil votos menos.

Latinos.
Los latinos eran el arma secreta de los demócratas para ganar la elección y un número récord acudió a las urnas, pero eso no alcanzó para impedir que el outsider populista Donald Trump conquistase la Casa Blanca.
¿Qué pasó? Primero, menos latinos y negros -tradicionalmente demócratas- votaron por Hillary Clinton que en 2012 por su antecesor Barack Obama, el primer presidente negro de la historia de Estados Unidos.
Y aunque el voto latino creció, esto fue mitigado por un alza de votantes blancos no hispanos y menos educados que apoyaron a Trump en todo el país.
El voto latino “fue sin duda récord, pero las cifras definitivas no se conocerán hasta abril o mayo”, dijo a la AFP Mark Hugo López, director de investigación sobre hispanos del Pew Research Center (PRC). (Télam y NA)

“Es tiempo de que nos reconciliemos”
El republicano Donald Trump se convirtió ayer en el presidente electo de Estados Unidos al obtener un resonante triunfo sobre la demócrata Hillary Clinton en unos comicios cuyos resultados sorprendieron al mundo.
La elección presidencial deja a la mayor economía del planeta ante una profunda división política, y al resto de la comunidad internacional en alerta debido a las preocupaciones y la incertidumbre que despertaron las propuestas de Trump, centradas en un discurso anti globalización y por momentos xenófobo.
En su discurso de victoria y en un claro intento por sanar esas heridas internas, Trump prometió gobernar para todos los norteamericanos y dijo que recibió un llamado de Clinton, a quien elogió, para felicitarlo por su triunfo.
“Es tiempo de que nos reconciliemos como un solo pueblo unido”, dijo, ante cientos de fervorosos seguidores en un hotel de Nueva York.
“Acabo de recibir una llamada de la secretaria (de Estado) Clinton. Nos felicitó por nuestra victoria, y yo la felicité a ella y su familia por esta campaña muy duramente peleada”, prosiguió.
“Hillary ha trabajado durante mucho tiempo y con mucho esfuerzo por un largo período de tiempo, y tenemos con ella una gran deuda de aprecio por nuestro país”, añadió.
En un desenlace que recordó al Brexit y al impactante “No” de los colombianos al acuerdo de paz con las FARC, el magnate inmobiliario devenido político ganó la Casa Blanca enfrentando a la élite política y mediática del país, incluyendo a buena parte de su propio Partido Republicano.

Victorias.
Contra todos los pronósticos, Trump, de 70 años, se impuso en los decisivos estados de Florida, Ohio y Carolina del Norte, una notable demostración de fuerza en una reñida carrera por la Casa Blanca.
Trump también triunfó en estados industriales del norte y noreste de Estados Unidos, como Wisconsin, que habían acompañado al Partido Demócrata de Clinton y Obama en las elecciones presidenciales de las últimas tres décadas.
El republicano ganó también en Iowa, un estado industrial del Medio Oeste que había votado por los demócratas en seis de las últimas siete elecciones presidenciales y que Obama había ganado las dos veces que se postuló.
También triunfó en Pensilvania, donde un republicano no se imponía desde 1988.
El escrutinio se extendió entrada la madrugada, hasta que finalmente Trump superó los 270 votos electores necesarios para consagrarse presidente, según el sistema de elección indirecta de Estados Unidos.
El escrutinio finalmente le dio la victoria a Trump con 279 electores, contra al menos 218 de Clinton.

Obama.
Por su parte, el presidente Barack Obama, se comprometió a “garantizar una transición exitosa” en el traspaso del poder a Trump, y aseguró que “no podría sentirse más orgulloso” de su candidata y ex secretaria de Estado, Hillary Clinton.
En un mensaje a la nación desde la Casa Blanca, Obama confirmó que llamó por teléfono a Trump “para felicitarlo” y entendió que para el magnate “antes de demócratas y republicanos, primero somos estadounidenses y patriotas”, según la cadena de noticias CNN.
Obama, quien invitó a la Casa Blanca a quien será su sucesor, intentó mostrarse relajado y sonriente después de la derrota.
Le deseó “éxito” a Trump en su gobierno y en su misión de “unir y liderar” al país, que demostró en las urnas estar fuertemente polarizado.
Obama le dedicó unos minutos a los jóvenes que votaron por primera vez ayer y les pidió que, si el resultado final los decepcionó, igual sigan comprometidos con la política. (Télam)

Cayeron los mercados
La incertidumbre y sorpresa que produjo el triunfo del republicado Donald Trump en las elecciones presidenciales de los EE.UU. provocaron el cierre en fuerte baja de las bolsas asiáticas y la caída a media rueda de las de Europa, excepto la de Londres. Los mercados de la región Asia Pacífico cerraron con pérdidas de hasta 5,36% como la ocurrida en la bolsa de Tokio o de 2,98% en la de Taiwán y 2,25% en la de Corea del Sur. Las de Europa también se desempeñaban a media rueda a la baja, excepto el caso de Londres que subía levemente, 0,06%.

Compartir