Hollande lanza medidas contra el desempleo

El presidente de Francia François Hollande, que se juega su futuro político en la mejora de la economía francesa, lanzó ayer una serie de medidas contra el desempleo cuyos ejes son la “formación y el aprendizaje de los desempleados”, además de “favorecer la competitividad de las empresas”, vía subvenciones y un tope a las indemnizaciones, mientras el guarismo sigue cerca de su máximo histórico.
El plan prevé ampliar la oferta de formación a desempleados y la duración de los cursos y programas, dijo Hollande durante su discurso anual a los líderes empresariales del país, a quienes prometió además que el sistema de calificación de los profesionales será “más claro y coherente”.
Actualmente el desempleo constituye uno de los problemas del país europeo que registra índices del 10,1%, un número que entre los menores de 25 años se eleva hasta el 25,7% según publica la consultora DatosMacro en su página web.
Este número se acerca a su máximo histórico, registrado en 1994 y en 1997 y que fue del 10,4 por ciento.
Todas estas medidas, dijo el mandatario, “tienen como objetivo favorecer el acceso al mercado de trabajo al mayor número de desempleados”, según informó la agencia de noticias EFE.
El Gobierno destinará más de 2.000 millones de euros en esa búsqueda de “un crecimiento más robusto y una creación de empleo más abundante”, dijo tras subrayar que “la única cuestión que importa más allá de la seguridad de los franceses es el trabajo”.
La mitad de ese presupuesto, conseguido mediante medidas de ajuste y no a través de un aumento de impuestos, se dirigirá a financiar un plan de formación adicional para 500.000 desempleados, el doble que en 2015, especialmente en sectores como el digital y la transición energética.
“Debemos permitir que los desempleados se formen en los oficios de hoy y del mañana”, señaló el jefe de Estado. (Télam)