Inicio El Mundo Inauguran hospital para coronavirus

Inauguran hospital para coronavirus

LA INSTITUCION SOLO ATENDERA A PERSONAS AFECTADAS POR LA EPIDEMIA

Millones de chinos volverán hoy a sus puestos de trabajo tras el final de las vacaciones de fin de año y el gobierno mantendrá una alerta máxima por el coronavirus, que ya dejó 362 muertos, incluido el primero fuera de China, y 17.318 infectados, mientras se espera que hoy inauguren uno de los nuevos hospitales construidos. Hasta ahora todos los fallecimientos se habían producido en China pero se confirmó que un hombre de 44 años de nacionalidad china falleció en Filipinas, adonde había viajado desde Wuhan, epicentro del nuevo coronavirus.
Durante este domingo las medidas de control en estaciones de tren, aeropuertos y carreteras de acceso a las grandes ciudades se multiplicaron ante la inmensa cantidad de gente que está volviendo a sus casas después de las vacaciones. El Gobierno chino había decidido la semana pasada extender las vacaciones hasta ayer, en lugar de hasta el 30 de enero, aunque los centros escolares de todo el país todavía permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Hospitales.
En la provincia de Hubei está previsto que hoy se abra en la ciudad de Wuhan el primero de los dos grandes hospitales que construyeron en menos de dos semanas para paliar la crisis. Se trata del Hospital Huoshenshan, con capacidad para 1.000 pacientes, y que será operado por 1.400 miembros del personal médico de las fuerzas armadas, según aprobó ayer el presidente chino, Xi Jinping, también presidente de la Comisión Militar Central.
Entre el personal médico militar, muchos participaron en la lucha contra el SARS en 2004 en el Hospital Xiaotangshan en Pekín o en la misión contra el Ébola en Sierra Leona y Liberia, por lo que tienen experiencia en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Restricciones.
El gobierno chino emitió ayer un estricto protocolo para el tratamiento de los cadáveres de personas que hayan fallecido por coronavirus, por lo que los muertos no podrán ser enterrados donde quieran sus familiares ni tampoco tener una ceremonia de despedida. Los restos de los fallecidos infectados por el nuevo coronavirus deberán ser incinerados en una funeraria designada y cerca de donde están, no serán transportados entre diferentes regiones y no serán preservados por entierro u otros medios.

Ezeiza.
Por su parte, empleados de distintos sectores del aeropuerto de Ezeiza e incluso pasajeros comenzaron en las últimas horas a usar barbijos para prevenir un posible contagio del coronavirus, aunque fuentes aeroportuarias y de las diferentes compañías aéreas indicaron que no existe una medida oficial al respecto. «Los empleados comenzaron a usar los barbijos por cuenta propia, teniendo en cuenta las recomendaciones pero sin que se haya emitido indicación formal al respecto. Incluso hay pasajeros que vienen a abordar sus vuelos con barbijos», señalaron las fuentes.
Indicaron también que en estos días se habían registrado dos falsas alarmas en pasajeros provenientes del exterior, para lo cual se activaron los protocolos de seguridad hasta que se descartó que se tratara de coronavirus. (Télam)