Inicio El Mundo India superó los 3.000 muertos

India superó los 3.000 muertos

SOLO UN GRUPO DE PAISES AVANZA CON LA VACUNACION

Las nuevas olas de la pandemia siguen golpeando con fuerza a Europa y América, mientras no dan tregua en Asia, donde India -el actual epicentro de la escalada mundial de contagios- superó ayer los 200.000 muertos por coronavirus y Japón pide a su población quedarse en casa para evitar una situación dramática antes de los Juegos Olímpicos de Tokio.
India registró por primera vez más de 3.000 muertes por coronavirus en un día y superó las 200.000, en medio de un devastador incremento de contagios que arrasa tanto con zonas rurales como urbanas y tiene al sistema de salud al borde del colapso.
El Ministerio de Salud informó además 362.757 nuevas infecciones, un nuevo récord mundial, con lo que el total superó los 17,9 millones, informó la cadena BBC, y agregó que 6 millones de ellos se registraron en lo que va de abril.
Hasta al momento, India, de 1.300 millones de habitantes, inyectó 150 millones de vacunas y a partir del sábado el programa de inmunización abarcará a todos los adultos, lo que representa 600 millones de personas, pero muchos estados informan que las existencias de dosis son insuficientes.
India es el cuarto país en cruzar la barrera de los 200.000 muertos, detrás de Estados Unidos, Brasil y México. Como en muchas otras naciones, los expertos creen que la cifra real de infecciones es muchísimo mayor.
Esta crisis sanitaria provocó que India, el mayor productor de vacunas, congelara la exportación de dosis, lo cual generará una demora en la distribución de fármacos del mecanismo Covax a países de América latina y el Caribe y afectara sobre todo a Bolivia, Haití y Nicaragua, informó hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
La OMS y la alianza global GAVI reportaron que por ese motivo Covax quedó entre marzo y este mes sin 90 millones de dosis que estaban destinadas a 60 países de bajos ingresos, según la agencia de noticias AFP.

Vacunación.
La vuelta a la normalidad sin tapabocas y con pocas restricciones empieza a perfilarse en Israel, Reino Unido y Estados Unidos, solo en el puñado de países con más parte de su población vacunada contra el coronavirus en el mundo, mientras que en el resto del planeta las campañas de inmunización contra la Covid-19 continúan su lento avance ante la escasez mundial de dosis.
En Israel, líder mundial en vacunación contra el virus con más del 62% de sus habitantes inoculados con una dosis y más del 58% con ambas, la curva de contagios y muertes ha caído precipitadamente desde principios de año gracias a un fuerte confinamiento y una agresiva campaña de inmunización.
Desde el pasado 18 de abril, los israelíes pueden prescindir del uso del tapabocas al aire libre y también se reabrieron colegios, comercios, sinagogas, bares y restaurantes, gimnasios, museos y bibliotecas. Además, están autorizados los eventos deportivos y musicales con público, aunque solo para vacunados y con capacidad limitada.
Aunque a una velocidad más gradual, la normalidad pospandémica empieza también a perfilarse en el Reino Unido, el segundo país con más población vacunada en el mundo -casi el 50% con una dosis y el 19,4% con ambas-, donde los contagios y decesos descendieron abruptamente gracias al confinamiento estricto y la inmunización, tras sufrir a finales de 2020 el mayor golpe epidémico vivido en Europa.
Recientemente, el país ha reabierto las escuelas, los comercios no esenciales y las terrazas de bares y restaurantes, mientras que el barbijo nunca ha sido obligatorio en exteriores y se mantiene su uso en el transporte público y en lugares públicos cerrados.
Esta situación, que garantiza el suministro interno, también es similar en Estados Unidos, que produce en su territorio las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson&Johnson y Novavax, entre otros.
Aunque el país había iniciado lentamente su campaña de vacunación en diciembre pasado, el cambio de Gobierno y la asunción del demócrata Joe Biden aceleraron el proceso, ayudado por una masiva inyección de fondos estatales y un despliegue significativo de todo tipo de profesionales de la salud, incluidos estudiantes y militares. En la actualidad, es el tercer país con más porcentaje de vacunados en el mundo, con más del 42% de su población vacunado con una dosis y casi 29% con ambas. (Télam)