Inicio El Mundo Johnson cierra frontera

Johnson cierra frontera

REINO UNIDO RECHAZA A INMIGRANTES

El gobierno conservador de Boris Johnson reveló el miércoles su nuevo sistema de inmigración por puntos. En concreto, los trabajadores no calificados y aquellos que no sean capaces de hablar inglés no podrán ingresar al mercado laboral, algo que despertó las críticas de la oposición laborista, sindicatos y empresarios. La medida constituye un peligro real para sectores como la salud, la hotelería y la industria alimentaria, que emplean en gran medida a inmigrantes.
El documento que establece las líneas centrales de la nueva política migratoria británica cierra por completo las fronteras del Reino Unido a los trabajadores no calificados. Para obtener una visa de trabajo a partir del año próximo, una vez finalizado el periodo de transición del Brexit, será necesario demostrar competencias específicas para el puesto, hablar inglés y contar con una oferta de trabajo con un salario mínimo anual de 20.480 libras (unos 24.600 euros), excluyendo de esa forma a los trabajadores poco calificados o mal pagos.
El particular sistema de puntajes le exige a cada trabajador extranjero acumular un mínimo de 70 puntos para obtener el permiso de trabajo, a los que puede acceder siempre y cuando cumpla con los requisitos mencionados. De esta manera, Downing Street anuncia el fin de la «distorsión» que, según la versión oficial, provocaba el libre movimiento de personas en la Unión Europea.
La ministra del Interior, Priti Patel, calificó a estas reformas como «firmes y justas», y declaró que este sistema facilitará la obtención de visas a los trabajadores calificados. «Nuestra economía ya no dependerá de la mano de obra barata proveniente de Europa, sino que se concentrará más en la inversión en tecnología y automatización», destacó. (Pagina12.com)