Juan Carlos de Borbón deberá someterse a un ADN

El Tribunal Supremo español admitió ayer una demanda de paternidad presentada por una mujer belga contra Juan Carlos de Borbón, el padre del rey de España, Felipe VI, lo que abre un nuevo escándalo en torno a la corona española.
La demanda, que pertenece a la ciudadana belga Ingrid Jeanne Sartiau, de 48 años, "cumplía con los requisitos legales", según fuentes del tribunal citadas por la prensa española.
El pleno de la Sala Civil del Supremo, formado por 12 magistrados, también estudió otra demanda, la del catalán Alberto Solá Jiménez, que fue rechazada, de acuerdo con la misma fuente.
La decisión, de la que no trascendieron demasiados detalles, es contraria al criterio de la Fiscalía del alto tribunal, que se oponía a ambas querellas al considerar que no cumplían con el principio de prueba que exige la Ley de Enjuiciamiento Civil para estos casos.
De acuerdo con las fuentes del Supremo, los demandantes debían presentar al menos algún documento que acredite la relación sentimental entre sus madres y el rey Juan Carlos, como una foto, carta, u otra prueba que aporte algún indicio.
Juan Carlos I accedió al trono en noviembre de 1975 y abdicó en junio del año pasado a favor de su hijo Felipe VI, lo que supuso la pérdida de la inviolabilidad que le reconocía la Constitución española. (Télam)