Inicio El Mundo La Corte de La Haya investigará crímenes de Israel en Palestina

La Corte de La Haya investigará crímenes de Israel en Palestina

UNA DECISION QUE TENDRA ALTISIMO IMPACTO REGIONAL Y GLOBAL

La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya abrió una investigación sobre presuntos crímenes cometidos por Israel o grupos armados en los territorios de Palestina bajo ocupación israelí. La decisión, de altísimo impacto regional y global, involucra al único tribunal mundial que juzga a personas por delitos de crímenes de guerra, contra la humanidad o genocidio en uno de los conflictos más violentos de los últimos 50 años.
La fiscal Fatou Bensouda informó que se investigarán «crímenes dentro de la jurisdicción de la Corte presuntamente cometidos» desde el 13 de junio de 2014, y que la pesquisa será ¡independiente, imparcial y objetiva, sin temores ni favores». En 2019, Bensouda consideró que había «fundamentos razonables» para abrir una investigación sobre presuntos crímenes de guerra cometidos por Israel en ofensivas dentro de territorios palestinos de la Franja de Gaza y la colonización de Cisjordania.
Luego pidió a los jueces de la CPI que se expidieran sobre si el tribunal con sede en La Haya (Holanda), tenía jurisdicción en la conflictiva región. El mes pasado, los jueces dijeron que, efectivamente, la CPI tiene competencia para investigar y juzgar crímenes en ambos territorios palestinos, capturados y ocupados por Israel durante la Guerra de los Seis Días, en 1967.

«Contra el pueblo judío».
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazó la decisión de Bensouda, mientras que el gobierno autónomo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) la celebró. «El Estado de Israel está siendo atacado», dijo Netanyahu, y agregó que «el tribunal creado para evitar que vuelvan a suceder atrocidades como las perpetradas por los nazis contra el pueblo judío ahora se pone en contra del pueblo judío».
La ANP, en cambio, afirmó que la investigación es fundamental para lograr la paz. «Es una medida largamente esperada que sirve a los vigorosos esfuerzos palestinos para lograr justicia y deslindar responsabilidades, bases indispensables para la paz», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores palestino en un comunicado. Además, pidió rapidez en la investigación porque «los crímenes cometidos por los líderes de la ocupación contra el pueblo palestino son duraderos, sistemáticos de y gran alcance».
La ANP se unió a la CPI en 2015 y desde entonces ha presionado para que se investigue a Israel, que no es parte del tribunal. La ANP pretende que se investiguen las acciones israelíes durante una ofensiva militar lanzada en Gaza en 2014 contra el movimiento islamista palestino Hamas, así como la expansión de la colonización israelí de Cisjordania y Jerusalén.
Bensouda, que dejará su cargo en junio, advirtió que también se investigarán las acciones de Hamas, que lanzó cientos de cohetes contra Israel durante esa ofensiva.

Derecho a resistir.
Según los expertos Israel tiene mucho más que perder en esta investigación que los grupos armados palestinos. El estado judío ha sido declarado «potencia ocupante» de Cisjordania y la Franja de Gaza por varias resoluciones del Consejo de Seguridad, máximo órgano de la ONU, y distintas resoluciones de la Asamblea General tutelan el derecho a resistir la ocupación, incluso mediante medios violentos.
Hamas, de hecho, también celebró la decisión de Bensouda y aludió a esas resoluciones que forman parte del derecho internacional. «Damos la bienvenida a la decisión de la CPI de investigar los crímenes de guerra de la ocupación israelí contra nuestro pueblo. Es un paso adelante en la senda hacia la paz» manifestó el vocero de Hamas en Gaza, Hazem Qassem, y agregó: «nuestras acciones (de resistencia) son legítimas».
También la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) expresó su beneplácito. «Los países miembros de la CPI deben estar listos para proteger fuertemente el trabajo del tribunal ante cualquier presión política», dijo en un comunicado Balkees Jarrah, directora adjunta de justicia internacional de HRW. «Todos los ojos estarán puestos sobre el próximo fiscal Karim Khan para que tome la posta y avance de manera expeditiva para hacer responsables incluso a las personas más poderosas», agregó.
La CPI es el único tribunal internacional que juzga a personas por la presunta comisión de los delitos más graves de todos los tipificados: crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio. Juzga a personas determinadas y no a países.

Rechazo norteamericano.
Mientras tanto, Estados Unidos criticó a la CPI por abrir una investigación sobre supuestos crímenes de guerra en los territorios palestinos y proclamó su apoyo a Israel. «Nos oponemos firmemente y estamos decepcionados por el anuncio del fiscal de la CPI de investigar la situación palestina», dijo el vocero del Departamento de Estado, Ned Price. Estados Unidos nunca suscribió el Estatuto de Roma, acuerdo internacional que dio origen a la formación de la CPI.
Si bien Israel abandonó Gaza en 2005, la ONU lo sigue considerando potencia ocupante porque controla las fronteras, el espacio aéreo y las aguas territoriales del empobrecido territorio sobre el mar Mediterráneo. Los palestinos pretenden fundar un Estado en Cisjordania y la Franja de Gaza, separados geográficamente por Israel, con capital en Jerusalén este, la parte con mayoría árabe de la ciudad.
Sin embargo, Israel, que capturó Jerusalén en 1967, se anexionó toda la ciudad años más tarde y la considera su capital «única e indivisible». (Télam)