La justicia española aun mantiene preso al catalán Oriol Junqueras

EL EX VICEPRESIDENTE DE CATALUÑA ES CANDIDATO EN LAS PROXIMAS ELECCIONES

El juez Pablo Llarena optó por tomar decisiones diferenciadas respecto a los dirigentes catalanes teniendo en cuenta su grado de implicación en el proceso de secesión catalán, por el que se enfrentan a delitos de rebelión, sedición y malversación.
En su resolución, Llarena explicó que el ex vicepresidente y de los otros tres dirigentes que quedan en prisión, podrían incurrir en una reiteración delictiva vinculada de forma directa con las “explosión violenta” atribuida al delito de rebelión.
Menciona como antecedentes los incidentes del 20 de septiembre pasado durante un allanamiento al Departamento de Economía en Barcelona, a raíz de unas actuaciones judiciales destinadas a evitar el referéndum de secesión del 1 de octubre, que había sido prohibido.
En referencia a esos hechos, el juez señala que los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, y de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, habrían dirigido la actuación de la multitud llegando a “modular la intensidad de los actos de violencia” que se produjeron.

Imputados.
Aquel día, manifestantes independentistas rodearon la sede del Departamento de Economía catalán en protesta por un operativo de la Guardia Civil contra el referéndum, pero no evitaron que los agentes se llevara la documentación, aunque provocaron daños en dos vehículos, similares a los producidos en otros tipo de protestas.
No obstante, el magistrado destaca que Junqueras asistió a estos hechos violentos, que se “vieron propiciados” porque las fuerzas se seguridad catalanas, que estaban bajo el mando de Forn no llevaron a cabo ninguna actuación para ponerles término.
Para el resto de ex consejeros catalanes imputados, el juez dictó libertad condicionada al pago de una fianza de 100.000 euros, aunque deberán comparecer cada semana ante el juzgado más cercano a su domicilio y no podrán abandonar el país y se les retirará el pasaporte.
Los seis afectados son los ex consejeros Raul Romeva, Jordi Turul, Carles Mundó, Josep Rull, Dolors Bassa y Meritxell Borrás, quienes salieron de prisión hoy mismo luego de que las adiciones independentista ANC y Omnium consignaron el dinero solicitado.
Los políticos catalanes abandonaron la cárcel entre aplausos de una treintena de personas, sin hacer declaraciones y volverán a Barcelona, donde esta medianoche comenzará la campaña electoral.

Declaraciones.
El magistrado del Supremo adoptó estas decisiones tras tomar declaración el pasado viernes a los diez imputados, quienes acataron el artículo 155 de la Constitución española, que conllevó a la intervención regional de Cataluña y se comprometieron a defender sus ideas independentistas dentro de los causes legales.
A pesar de ello, la Fiscalía había solicitado mantener en prisión sin fianza a todos los imputados por el riesgo de fuga y reiteración delictiva.
Junqueras encabeza la lista de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el partido independentista que lidera las encuestas junto con los “unionistas” de Ciudadanos , mientras Jordi Sánchez, ex titular de la Audiencia Nacional catalana, es el “número dos” de la candidatura unitaria del ex presidente Carles Puigdemont, Junts per Catalunya (JxC).
Las elecciones del 21 de diciembre serán decisivas para el futuro del conflicto de secesión, aunque el pronóstico electoral está muy abierto, porque los independentistas tienen opciones de reeditar su mayoría absoluta. (Télam)