La oposición llama a “tomar Venezuela de punta a punta”

El antichavismo llamó ayer a “tomar Venezuela de punta a punta” el próximo miércoles, dentro de un plan de lucha contra la paralización del referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro que incluirá también una sesión especial del Parlamento en la que “se tomarán decisiones” del alto contenido político.
Las medidas fueron anunciadas por los líderes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), quienes pasaron todo el día en deliberaciones para analizar la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de suspender la segunda etapa de recolección de firmas que se iba a hacer la semana próxima para impulsar el referendo.
“El miércoles, cuando iba a empezar la recolección de firmas, vamos a tomar Venezuela de punta a punta”, dijo el ex candidato presidencial Henrique Capriles durante una conferencia de prensa que ofreció junto a los demás líderes de la MUD, entre ellos el presidente de la Asamblea Nacional (AN-Parlamento), Henry Ramos Allup.

Marchas.
El plan de lucha comenzará hoy con marchas a las que han sido convocados todos los sectores de la sociedad venezolana e incluirá una sesión especial del Parlamento en la que se tomarán medidas que no fueron explicadas al detalle.
Capriles exhortó a la población a asegurar el carácter pacífico de las manifestaciones y aclaró que la MUD no quiere que el país termine “en un estallido social”, a la vez que pidió a las Fuerzas Armadas que se sumen a la lucha en defensa de la Constitución.
Incluso, Capriles sugirió que Maduro pudo haber hecho un “abandono del cargo” y pidió al Legislativo que evalúe la conducta del presidente en su salida a una gira que ayer lo llevo a Azerbaiyan.
A su vez, Ramos Allup señaló que la oposición insistirá ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para que le aplique a su país la Carta Democrática.
La paralización del proceso para activar un referendo, sumada a una orden judicial que prohíbe salir del país a varios líderes políticos amenaza con potenciar el conflicto institucional y político de la convulsionada Venezuela.
Las indignadas reacciones de la oposición frente a estas medidas llevaron ayer a Maduro a hacer un llamado a la paz y al “respeto de la ley” desde Azerbaiyan.
La iglesia católica venezolana, que procura abrir un canal de diálogo entre la oficialismo y la oposición también hizo un llamado en favor de la paz. (Télam)

Compartir