Inicio El Mundo La producción de vacunas se demora

La producción de vacunas se demora

SE RETRASAN LAS ENTREGAS EN TODO EL MUNDO

Las demoras en la producción y distribución global de vacunas contra el coronavirus dificultan la lucha contra la pandemia en el mundo, donde la proliferación de nuevas variantes de Covid-19 más virulentas dispararon en las últimas semanas el número de contagios y muertes por la enfermedad. En una situación global cada vez más alarmante -siete semanas consecutivas de alza de casos y cuatro de aumento de decesos-, cada vez son más los países que buscan desesperadamente adquirir vacunas para frenar la propagación del virus.
Desarrollados en tiempo récord, la docena de inmunizantes ya en uso condujo a un incremento exponencial de la producción que generó una esperanza en muchas partes del mundo, pero pronto derivó en una penuria de materias primas y demoras en los procesos de producción. Estos problemas se agudizaron ante la complejidad del proceso de fabricación, que puede implicar el uso de cientos de insumos provenientes de diversos países.

Retrasos.
Al día de hoy, todos los laboratorios productores de vacunas contra la Covid-19 han reportado retrasos en su producción o entregas por múltiples factores, entre los que destacan las prohibiciones a la exportación, cuestiones administrativas, problemas de logística y la escasez de insumos.
A estos se suma el deterioro de la situación sanitaria de los países en los que están localizados, algo que ha llevado recientemente al Instituto Serum de la India, el mayor productor mundial de vacunas por volumen, a priorizar las necesidades internas. «Vamos a priorizar las necesidades de la India. Aún no podemos abastecer a todos los indios», dijo el director del laboratorio, Adar Poonawalla, quien esta semana le pidió a EEUU que libere las exportaciones de insumos necesarios para la producción de vacunas. Hasta ahora, el país había priorizado el envío de los inmunizantes al exterior, con unas 64,5 millones de dosis exportadas a otras naciones, lo que le valió críticas en el Congreso al premier indio Narendra Modi por su «esfuerzo en obtener publicidad a costa de los propios ciudadanos».
El recrudecimiento de la pandemia en India, donde el sistema hospitalario está al borde del colapso tras superar ayer los 230.000 casos diarios, es preocupante porque el país es un importante productor de vacunas y proveedor de la iniciativa Covax, el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Bloqueo.
No obstante, la medida no es excepcional ya que tanto Estados Unidos como la Unión Europea (UE) han condicionado la exportación de vacunas y de insumos sanitarios a la previa satisfacción de la demanda interna, si bien el bloque regional ha exportado más de 130 millones de inoculantes, según el Comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Valdis Dombrovskis. Estas normativas no sólo han bloqueado el envío de dosis a otros países -como un cargamento de AstraZeneca desde la UE a Australia en marzo pasado-, sino también que han frenado la producción de vacunas en el extranjero.
Tal fue el caso de las dosis del inoculante de AstraZeneca fabricado entre Argentina y México para América Latina, cuya elaboración quedó estancada en el país azteca ante la falta de un filtro necesario para el envasado producido en Estados Unidos. Un bloqueo que se levantó la semana pasada, luego que el presidente Joe Biden ordenará liberar la exportación hacia México de los insumos necesarios para dicha vacuna, por lo que se espera pueda ser enviada a la región en el segundo trimestre de 2021.

Récord mundial.
Por otra parte, ayer la cifra de muertos en el mundo por coronavirus superó los tres millones, de acuerdo al recuento que realiza la Universidad Johns Hopkins (JHU) de Estados Unidos, a poco más de tres meses de haber alcanzado el umbral de dos millones. La pandemia tardó ocho meses y medio en alcanzar el millón de fallecidos después del primer deceso confirmado en China, y solo tres meses y medio para rebasar el segundo millón, el 15 de enero. Este nuevo umbral se cruzó poco más de tres meses después del anterior, lo que muestra que el virus sigue expandiéndose y aumentando su tasa de letalidad.
Otra marca que se trepó ayer es la de 140 millones de contagios a nivel mundial desde que se reportó el primer caso en diciembre de 2019. Estados Unidos sigue siendo el país más golpeado en cifras totales, con unos 31,5 millones de casos y más de 566.000 muertos, siempre según cifras de la JHU. Por detrás están India, con aproximadamente 14,5 millones de casos y más de 175.000 muertos, y Brasil, con más de 13,8 millones de contagios y más de 368.000 decesos. (Télam)