Inicio El Mundo La protesta popular cercó el Congreso

La protesta popular cercó el Congreso

CRISIS EN ECUADOR

Nuevos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y organizaciones indígenas en Quito, durante el noveno día de protestas contra el ajuste del presidente Lenín Moreno. Miles de manifestantes rodearon el Congreso de Ecuador, resguardado por un cordón policial.
En los alrededores al recinto legislativo, la policía continuó reprimiendo con balas de goma y gases lacrimógenos, aún en la «zona de protección» que pactaron organizaciones y gobierno. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la principal convocante, envió al gobierno una carta con condiciones para abrir el diálogo. Moreno les respondió que está dispuesto a conversar sobre la quita de subsidios.

Represión.
La represión a cargo de policías y militares comenzó cerca del mediodía cuando miles de manifestantes se aproximaron a la colina sobre la que se encuentra el Poder Legislativo. La marcha salió del llamado Parque del Arbolito, situado a unos trescientos metros de la Asamblea, y que ha sido desde el pasado lunes el centro de reuniones de los manifestantes liderados por la Conaie .
El grupo de mujeres que encabezó la movilización coreaba «no más muertes, no más muertes». Desde que se iniciaron las protestas se registran cinco muertos, 1070 detenidos y más de 600 heridos, de acuerdo a los datos que dio la Defensoría del Pueblo de Ecuador, hasta la jornada del jueves.

Tensión.
En los alrededores se registraron escenas de persecución por parte las fuerzas de seguridad, que llegaron hasta la denominada zona «zona de protección», ubicada al norte de Quito. En este lugar hay varias universidades y hospitales donde se alojaron las comunidades indígenas, muchas de las cuales tuvieron que abandonar sus carpas tras ser desalojados por la policía.
Según habían pautado organizaciones y gobierno, esa sería una zona de libre circulación y sin policías. Pero a primeras horas de la tarde se vieron las primeras corridas. Se vivieron escenas de máxima tensión cuando la multitud estuvo cara a cara con las fuerzas de seguridad que cercaron la Asamblea. Daba la sensación de que de un momento a otro podían forzar el ingreso al edificio legislativo.
Ayer llegaron agrupaciones indígenas de la Amazonia ecuatoriana, identificables por sus lanzas. «Tiene que escuchar el Gobierno, si no quiere escuchar, ya tiene que irse a la casa», dijo Domingo Tan, perteneciente a la nacionalidad Shuar, de la provincia amazónica de Pastaza.

Video de Moreno
Por su parte Lenín Moreno publicó un video convocando al diálogo directo con las organizaciones indígenas y sus bases. «Sentémonos a conversar. Dialoguemos sobre el decreto 883. Hablemos de a dónde deben dirigirse sus recursos. Y asegurémonos de que vayan a quienes más los necesitan», manifestó el presidente ecuatoriano.
Con tono enfático y conciliador pidió resolver los problemas del país para volver a la calma. «Pongamos en nuestras manos la solución de las diferencias. Qué el país sepa que tenemos la voluntad del diálogo. Pues aquí está la mía», concluyó. (Págian12.com)