Inicio El Mundo La remera paralímpica, Angela Madsen, murió sola en el océano

La remera paralímpica, Angela Madsen, murió sola en el océano

La remera estadounidense Angela Madsen, participante de tres Juegos Paralímpicos, fue encontrada muerta ayer en el Pacífico, donde intentaba convertirse en la primera parapléjica y en la mujer de más edad en cruzar el océano a remo en solitario.
Madsen, de 60 años, trataba de cumplir ese objetivo desde abril, cuando partió a bordo de un bote de remos de 6.096 metros desde Marina del Rey, cerca de Los Angeles, en el estado de California, con destino a Honolulu, un trayecto que esperaba realizar en cuatro meses. Había completado 1.114 millas náuticas (alrededor de 1.800 kilómetros) y se encontraba a mitad del recorrido.
Durante su viaje se estaba grabando un documental acerca de su reto, señaló ayer el periódico catalán Mundo Deportivo. Sin embargo, el entorno de Madsen no tenía ninguna noticia de la deportista desde el pasado 21 de junio, precisó el periódico español. En las últimas horas se habían enviado distintos medios para iniciar una búsqueda de Madsen cuyo cuerpo fue hallado sin vida atado a la embarcación.
Según los informes, la causa de la muerte de Madsen sigue sin revelarse, aunque la Guardia Costera recuperó el cuerpo y comenzó indagatorias. Angela dejó de responder a los mensajes de su esposa, Deb, el domingo.
Soraya Simi, que estaba haciendo un documental sobre la hazaña en solitario de Madsen, emitió un comunicado a Press-Telegram: «Este es el momento más duro de mi vida. Siento mucho y estoy muy triste por escribir esto. Sé que muchos de ustedes la estaban animando y querían que tuviera éxito».
Simi agregó: «Era un riesgo claro desde el primer día, y Angela lo sabía más que nadie. Estaba dispuesta a morir en el mar haciendo lo que más amaba».

Una vida de esfuerzos.
Según lo publicado por Yahoo Deportes, Madsen es una veterana de la Armada de los Estados Unidos. La deportista quedó parapléjica en 1980 tras una cirugía que salió mal. La operación tenía como propósito tratar una lesión en la columna vertebral sufrida en un juego de baloncesto mientras estaba recluida en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines El Toro.
El ejército estadounidense se negó a pagar sus cuentas médicas, dejándola sin hogar y haciendo que su matrimonio se desmoronara. Con discapacidad, vivió un tiempo en una bodega de almacenaje en el área de Disneyland y su vida cambió cuando descubrió los deportes adaptativos después de un programa de rehabilitación en el Sistema de Salud VA Long Beach.
Madsen eventualmente llegó al equipo paralímpico de Estados Unidos en 2008 como remera, luego en atletismo en 2012 y 2016. Ganó la medalla de bronce en lanzamiento de bala en Londres en 2012.
Además, la estadounidense en seis oportunidades había logrado el récord mundial Guinness de remo en el océano.