La frontera seguirá cerrada

SIGUE LA TENSION ENTRE VENEZUELA Y COLOMBIA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que los pasos fronterizos entre su país y Colombia permanecerán cerrados indefinidamente hasta lograr acuerdos contundentes con el gobierno de su par Juan Manuel Santos que permitan acabar con los grupos “paramilitares, contrabandistas y criminales” y además frenar la inmigración ilegal.
“La frontera va a seguir cerrada hasta que no restablezcamos un mínimo de convivencia de respeto a la legalidad, y a la vida y a la economía. Va a seguir cerrada digan lo que digan en Bogotá, en Cúcuta o dónde o quieran decir, no me importa”, sentenció Maduro.
El mandatario dijo en rueda de prensa en el Palacio de Miraflores que espera que sea un “paso positivo” la reunión que mantendrán las cancilleres de Colombia, María Angela Holguín, y la venezolana, Delcy Rodríguez, en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.
“Nosotros vamos a esa reunión con la mayor de las esperanzas, pero vamos con una verdad muy cruda y aspiro que haya capacidad de comprensión en el gobierno de Colombia”, apuntó Maduro.
Durante la conferencia, el jefe de Estado designó al general Carlos Alberto Martínez como autoridad única de seguridad de la zona fronteriza y advirtió que entre las condiciones para reabrir el paso fronterizo está que se capturen y sean “castigados ejemplarmente de acuerdo a la ley” los responsables de la “emboscada” que dejó tres efectivos y un civil heridos, el pasado miércoles en San Antonio del Táchira.

Culpables.
“Tenemos que ver desmembrados todos los grupos paramilitares que están en los municipios. Cuando se den esas condiciones mínimas para que la frontera funcione como una zona de paz, daremos el paso”, indicó.
Además, informó sobre la identificación de los “asesinos que atacaron a nuestros oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)”, entre los cuales se encuentran cuatro ciudadanos colombianos, también una mujer y dos venezolanos.
“Tenemos capturadas a una de las personas y vamos a capturar al resto; algunos están en territorio venezolano y otros en territorio colombiano”, añadió Maduro.
Tras el incidente, Maduro activó el estado de excepción por 60 días, que podrá ser prorrogado por dos meses más, prohibió el porte de armas y permitió a las autoridades realizar allanamientos e interceptar comunicaciones privadas sin orden judicial. (Télam)