Inicio El Mundo Largas colas en los supermercados de Italia antes de la cuarentena

Largas colas en los supermercados de Italia antes de la cuarentena

Miles de personas llenaron este lunes a la noche los supermercados nocturnos de Italia antes de la entrada en vigencia del nuevo decreto del gobierno que dispone la cuarentena total en todo el país por el brote de coronavirus.

Larga filas en los supermercados que abren las 24 horas confirmaban la preocupación de los habitantes ante las disposiciones que extienden a todo el país la restricción de movimiento hasta el 3 de abril dispuesta por el premier, Giuseppe Conte, y que incluye cierre de escuelas y universidades, y la prohibición de la vida nocturna en bares y restaurantes.

En un local de una cadena francesa a metros del Vaticano, sobre la céntrica Via delle Fornaci, la italiana Renata Alesse explicó a Télam su temor «a que los plazos de la cuarentena se extiendan y no haya reposición en los supermercados», mientras hacía fila para pagar una compra llena especialmente de productos de limpieza y alimentos no perecederos.

En un local de la misma cadena sobre la avenida Gregorio VII, a 500 metros de la residencia papal de Casa Santa Marta, Gabriele Iorio manifestó a Télam su temor de quedar «aislado en casa y sin posibilidades de salir, más allá de que el gobierno por el momento permita salir a trabajar y hacer las compras».

Aún en medio de los temores a un desabastecimiento, los italianos respetaban la distancia mínima de un metro propuesta por el gobierno para frenar al máximo la difusión del Covid-19 que hasta este lunes ya había matado a casi 500 personas y cuyo contagio en todo el país obligó medidas excepcionales.

«Llevo los productos que pienso que pueden llegar a faltar, y prefiero aprovechar de hacer un stock grande en casa antes de tener que salir otra vez en unos días», agregó Iorio.

Según mostró este martes la cadena Rai, las imágenes de largas filas en los supermercados se repitieron tanto en ciudades del norte del país como Torino y en otras del sur, como Nápoli.

«Hubiera sido inteligente preparar a la Policía y al menos las guarniciones de Defensa Civil para revisar los hipermercados abiertos por la noche, para informar sobre los detalles del decreto y evitar el pánico y las aglomeraciones de gente», criticó en esa dirección el opositor Maurizio Marrone, parlamentario y líder de grupo en la Región Piamonte de los derechistas Hermanos de Italia.

«No es necesario y, sobre todo, es contrario a las razones del decreto, relacionado con la protección de la salud y una mayor protección contra la propagación de Covid-19, la aglomeración y la precipitación para comprar alimentos u otras necesidades básicas que, en cualquier caso, se pueden comprar en los próximos días», pidió la sede del gobierno italiano en una nota posterior al anuncio de las nuevas medidas de cuarentena.

«No hay razón para apurarse porque los suministros de alimentos estarán garantizados regularmente», agregó el aviso del Palacio Chigi, buscando llevar tranquilidad a los habitantes de Italia que antes habían llenado las redes sociales con el mensaje #IoRestoACasa (Yo me quedo en casa).

EL DECRETO.

Las medidas adoptadas este lunes por el premier Conte incluyen la prohibición de los traslados injustificados dentro del territorio italiano, salvo por motivos de trabajo, salud o extrema necesidad.

El decreto que entra en vigor este martes mantiene la recomendación de un metro de distancia mínima para los lugares cerrados, y dispone, además, el cierre a las 18 de bares y restaurantes. (Télam).