miércoles, 11 diciembre 2019
Inicio El Mundo Liberaron barco petrolero iraní

Liberaron barco petrolero iraní

DESDE TEHERAN HABIAN CALIFICADO DE "PIRATERIA" EL SECUESTRO DEL NAVIO

Gibraltar autorizó ayer que un petrolero iraní abandone el territorio británico luego de un intento de último momento de Estados Unidos de incautar el barco, en una decisión que alivia tensiones entre Londres y Teherán, que mantiene retenido un petrolero británico. La liberación del barco Grace 1 llega en medio de un creciente enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a su país de un acuerdo nuclear entre Teherán y las potencias, el año pasado.
En semanas pasadas, en la región del golfo Pérsico se registraron seis ataques contra petroleros que Estados Unidos atribuyó a Irán, mientras que un drone militar de vigilancia estadounidense fue derribado por fuerzas iraníes. Irán ha negado haber atacado los barcos, aunque ha capturado otros petroleros.

Incautación.
La Corte Suprema de Gibraltar se reunió ayer para decidir si liberaba el petrolero, pero un funcionario presente en la audiencia dijo a los jueces que el Departamento de Justicia estadounidense le había solicitado, en una carta, incautar el barco. El funcionario no explicó los motivos esgrimidos por el Departamento de Justicia, pero su intervención hizo que la Corte Suprema aplazara varias horas su decisión, que finalmente fue favorable a liberar el barco, a la espera de estudiar el pedido.
El presidente de la corte, Anthony Dudley, explicó a un diario local que, cuando se reanudó la audiencia, los jueces no recibieron la solicitud formal de Estados Unidos para retener el barco. «No estuvo ante mí. No hubo ninguna solicitud en relación a la carta de Estados Unidos de petición de asistencia legal», dijo Dudley, citado por el diario Gibraltar Chronicle. La Cancillería británica dijo en un comunicado que «las investigaciones realizadas en torno al Grace 1 son una cuestión del gobierno de Gibraltar», y que no podía hacer más comentarios.

«Piratería».
El barco, que transporta 2,1 millones de barriles de crudo iraní, fue capturado el 4 de julio pasado en una operación de la Marina británica cerca de la costa del Peñón. Se sospechaba que el barco estaba violando sanciones de la Unión Europea (UE) contra Siria, hacia donde presuntamente se dirigía el petrolero. Irán calificó la captura del barco de «acto de piratería».
Tras la decisión de la corte de Gibraltar, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, acusó a Washington de haber querido «robar» el barco a Irán. «Al haber fracasado en lograr sus objetivos a través de su terrorismo económico (…) EEUU intentó abusar del sistema legal para robar nuestra propiedad en alta mar», dijo Zarif en Twitter.

Garantías.
Poco después de la detención del Grace 1, Irán se apoderó el petrolero británico Stena Impero, que sigue en poder de la República Islámica. Analistas dicen que la liberación del Grace 1 podría derivar en la liberación del Stena Impero. Previo a la decisión judicial, el capitán, de nacionalidad india, y tres oficiales del Grace 1 fueron excarcelados, informó el gobierno.
El gobierno también publicó la sentencia de la corte con todos los argumentos de la decisión. Los jueces consideraron que había pruebas sólidas de que el barco iba a Siria cuando fue detenido, pero que desde entonces había recibido garantías por escrito de Irán de que el petrolero no iba a descargar su crudo en Siria. Sobre esta base, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, levantó la orden de detención sobre el barco, que no se sabe cuándo zarpará. (Télam)