miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio El Mundo Los últimos cinco años podrían ser los más calurosos de la historia

Los últimos cinco años podrían ser los más calurosos de la historia

La Organización Mundial de las Naciones Unidas señaló hoy domingo que los últimos cinco años transcurridos, es decir el período comprendido entre 2015 y 2019, podrían llegar a tener la temperatura promedio mundial más alta de cualquier período de cinco años jamás registrado.

«Se estima actualmente que estamos 1,1ºC por encima de la época pre-industrial (1850-1900) y +0,2ºC que en 2011-2015», indicó el informe «Unidos en la Ciencia» de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La agencia de noticias francesa AFP informó que estos datos confirman la tendencia de los últimos cuatro años, que resultaron ser los más calurosos desde 1850, cuando se empezó a registrar la temperatura promedio a nivel mundial. El mes de julio de este 2019 fue el más caluroso de la historia.

El informe de la ONU señala que las emisiones de gases de efecto invernadero vienen aumentando debido a que las industrias del petróleo, el carbón y el gas siguen en expansión, y estiman que este año serán «al menos igual de elevadas» que en el 2018. De esta manera, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera llegaría a ser de 410 partículas por millón para fin de año y marcaría un nuevo récord.

Los científicos sostienen que las acciones de los países deben multiplicarse por cinco para lograr contener el calentamiento global a una suba de la temperatura que no sea mayor a 1,5ºC, o al mínimo por tres para mantenerlo en no más de 2ºC, y poder cumplir así con lo pautado en el Acuerdo de París del 2015.

El trabajo del organismo internacional afirma que «la brecha nunca fue tan grande», en referencia a la realidad de la crisis climática y los objetivos postulados por los países.

Diversos estudios y observaciones con satélites confirmaron que el ritmo de subida de las aguas oceánicas aumentó a cuatro milímetros por año, en lugar de tres, a raíz del derretimiento acelerado de los casquetes glaciares en los polos Norte y Sur.

Foto: milenio.com