Inicio El Mundo Luis Arce llamó a la unidad del MAS

Luis Arce llamó a la unidad del MAS

CANDIDATO A PRESIDENTE DE BOLIVIA LLAMO A DERROTAR A LA DERECHA Y "AL IMPERIO"

El candidato a presidente de Bolivia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, cerró ayer el primer acto de la campaña para las elecciones presidenciales del 3 de mayo con un encendido discurso en el que convocó a la unidad «a todos», incluso «a los que se alejaron del instrumento», porque «tenemos el reto histórico de ganarle a esta derecha cavernaria y al imperio». Arce fue el orador de cierre de un extenso y colorido acto en la ciudad de El Alto, lindera a La Paz, que terminó bajo una intensa lluvia, y en el que fue precedido en el uso de la palabra por una decena de candidatos a legisladores y por su compañero de binomio, el ex canciller David Choquehuanca, referente del sector indígena y campesino paceño.
«Hoy tenemos un reto histórico y tenemos que tener la altura para enfrentarlo. No sólo tenemos unas elecciones sino la responsabilidad de ganar porque Bolivia es un referente importante en la región», agregó el candidato entre los gritos de la multitud que coreaba «Lucho corazón». «El imperio quiere hacer arrodillar al pueblo boliviano por haber hecho su propio camino sin arrodillarnos ante ellos. Y lo hemos hecho bien; tenemos los mejores índices económicos y sociales, y eso no les gusta a ellos», aseguró. «Le hemos demostrado al mundo entero que podemos gobernarnos solos, que no los necesitamos, y eso no les gusta y nos quieren mandar una señal», afirmó.

«Derecha cavernaria».
Los representantes del imperio, dijo en referencia a los Estados Unidos, «ya han venido a nuestro país, ya están aquí, y por eso tenemos que enfrentarnos no solamente a esta derecha cavernaria de aquí si no también a ellos, y, para eso, necesitamos la unidad», acicateó a la concurrencia, que se cubría con paraguas y no dejaba de gritar consignas. «Para la unidad es necesario que todos, hermanos y hermanas, compañeros y compañeras… Yo sé que algunos se alejaron del instrumento (el MAS). Los convocamos a todos a que se sumen. Todos son necesarios para este momento histórico y derrotar a la derecha. Todos somos uno, uno que va a derrotar a esta derecha cavernaria y cavernícola».
«Tenemos peleas duras. Todo lo que hemos construido (en los 14 años de gobierno de Evo Morales) para nuestros hijos, para nuestros nietos, está en riesgo. Todo se cae por el mal manejo que está haciendo el gobierno de facto. Tenemos que ganar para que nuestras empresas, que están siendo privatizadas por este gobierno de facto, vuelvan a producir para el pueblo. Todo este tiempo les hemos dicho cómo se gobierna, les hemos mostrado», agregó

Unidad.
Por su parte, el candidato a vicepresidente, David Choquehuanca, también llamó a la unidad y aseguró a la multitud que «llegamos a la valerosa ciudad de El Alto con la protección de nuestros ancestros, de las montañas, el Mururata, el Huayna Potosí, el Illimani, la protección de nuestro Tata Inti y nuestra Wiphala». Choquehuanca, que era el candidato presidencial que querían las organizaciones indígenas y campesinas, fue el encargado de convencer a esos sectores de aceptar la fórmula que se aprobó el 19 de enero último en un congreso ampliado que se realizó en Buenos Aires.
Previo a sus discursos, Arce y Choquehuanca bajaron a pocos metros del escenario a cumplir con el ritual de ofrendar chicha a la Pacha Mama en una apacheta donde humeaban las hojas de coca. Y aún antes de que los candidatos cumplieron con este ritual, llegó a la multitud el saludo del ex presidente Evo Morales, que enfervorizó a los miles de presentes que respondieron coreando el nombre del líder del MAS y con gritos de «¡Vamos Bolivia carajo!». (Télam)