Lula lanza iniciativa política

UN MOVIMIENTO PARA RECUPERAR EL APOYO EN LAS CALLES

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva lanzará esta semana, con movimientos sociales, sindicatos, intelectuales y partidos políticos aliados, una nueva iniciativa política en busca de confrontar con el gobierno de Michel Temer e intentar recuperar terreno en las bases populares.
El movimiento apunta a la “contrainformación” frente a los procesamientos judiciales que existen contra Lula, quien si es condenado en dos instancias estará legalmente fuera de cualquier intento de ser candidato en 2018.
“Hemos decidido salir de la parálisis de la izquierda en general y en lugar de gastar tiempo en discusiones internas queremos recuperar el diálogo con la sociedad y defender a Lula de los ataques que ha sufrido”, dijo a Télam el ex secretario general de la presidencia Gilberto Carvalho, articulador del diálogo con los movimientos sociales y religiosos.

Movimiento
El movimiento que será lanzado en San Pablo el próximo jueves se llama “Por un Brasil Justo para Todos y Para Lula”, y oficialmente no es el lanzamiento de Lula para las presidenciales de 2018.
El argumento, según Carvalho, es montar en todo el país “comités de agitación y propaganda para encender la militancia y el diálogo con el pueblo”.
Carvalho, quien fue secretario de la presidencia de Lula y de la sucesora de éste, Dilma Rousseff, dijo que el movimiento “no es el lanzamiento de la campaña presidencial sino que es una campaña más amplia que esto”.
“De un lado es debemos hacer una autocrítica pero hacer también una crítica durísima al momento actual, al golpe parlamentario, denunciar las persecuciones, se están rechazando en las instancias judiciales los pedidos de habeas corpus para personas investigadas, detenciones a cualquier precio”, dijo Carvalho.
Los abogados de Lula sostienen en Brasil existe un “estado de excepción” contra el ex presidente, procesado en tres causas vinculadas a la investigación en Petrobras, una de ellas por el juez Sérgio Moro, que aceptó una denuncia de la fiscalía que lo vincula a un apartamento en Guarujá, estado San Pablo.
En los próximos meses, el gobierno de Temer deberá explicar a la comisión de derechos humanos de la ONU la situación de un supuesto estado de excepción contra Lula en Brasil. (Télam)

Compartir