Maduro recibió a opositores

CRECEN LAS DIVISIONES EN VENEZUELA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió ayer con los gobernadores opositores electos que juraron ante la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tras prometer que no lo harían, lo que potenció las acusaciones cruzadas dentro de la oposición y dejó a su coalición, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), al borde de la fractura.
Maduro recibió en el palacio presidencial de Miraflores a los mandatarios electos de Anzoátegui, Antonio Barreto; Mérida, Ramón Guevara; Nueva Esparta, Alfredo Díaz, y Táchira, Laidy Gómez, todos ellos pertenecientes al partido socialdemócrata Acción Democrática (AD).
El jefe del Estado afirmó que “se inicia una nueva era de convivencia con sectores de la oposición”, en la que corresponde “construir una nueva ética política, una nueva cultura política”, reportó la agencia noticiosa estatal AVN.
Barreto, Guevara, Díaz y Gómez juraron el lunes ante las autoridades de la ANC, pese a que la oposición no reconoce a ese órgano, integrado exclusivamente por chavistas y que se proclamó por encima de todos los poderes públicos.
El único gobernador opositor electo que no se sometió a la ANC es el de Zulia, Juan Pablo Guanipa, del partido centrista Primero Justicia (PJ).
La decisión de los gobernadores de AD fue duramente cuestionada por la mayoría del arco opositor.

Cuestionamientos.
PJ afirmó en una declaración: “¿Cuántas veces hemos lamentado o criticado la falta de coherencia, de institucionalidad y legalidad en quienes hoy gobiernan al país? No podemos actuar de la misma forma. El país, hoy más que nunca, necesita coherencia en la lucha por la libertad.”
A PJ pertenecen el presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), Julio Borges y el ex candidato presidencial Henrique Capriles, además de Guanipa.
Capriles fue más duro aun con el líder de AD: “Hablo por mí, no por mi partido: mientras esté en la MUD el señor Ramos Allup, yo no voy a seguir en esa Mesa; lo de el lunes no tiene justificación”, dijo, y remarcó que “es mentira que en política no se puede tener honorabilidad”.
“No venga Ramos Allup a lavarse las manos; en AD no se mueve un lápiz sin que ese señor autorice que se mueva, ya basta de seguir cayéndole a coba (mentiras) a la gente”, agregó Capriles, según publicó el diario caraqueño El Nacional.
El partido también centrista Voluntad Popular (VP) consideró en un comunicado que la jura de los gobernadores opositores fue “un acto de traición y engaño contra la mayoría de los venezolanos que el pasado 15 de octubre los eligieron como representantes de la Unidad para seguir luchando en todos los terrenos contra la dictadura y sus artimañas”.
En ese texto, VP -el partido que dirige el ex alcalde preso Leopoldo López- pidió a Ramos Allup “desmarcarse públicamente de esta acción cometida por los cuatro gobernadores militantes de su organización” y solicitó “una reunión de urgencia para tomar decisiones firmes” con respecto al futuro de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Emboscada.
“No hemos traicionado a la oposición; los cinco gobernadores sostuvieron entre ellos reuniones y plantearon que primero serían juramentados ante los consejos legislativos (regionales) y luego ante la ANC”, sostuvo Ramos Allup en conferencia de prensa, según El Nacional.
“Considero que cayeron en una emboscada pero también comprendo su punto de vista al proceder así porque, si no, no era posible que asumieran sus gobernaciones”, afirmó, y añadió que por esa decisión, los cuatro mandatarios quedaron “autoexcluidos” de AD, según la agencia EFE. (Télam)