Más de un millón luego de 11 años

MAIZ: SE CUBRIERON 210 MIL HECTAREAS EN LA PAMPA.

Según un informe del Mercado de Cereales, la campaña 2015-2016 de maíz con destino a grano comercial en La Pampa, tuvo un volumen generado en chacra al concluir la zafra de 1.040.000 toneladas. Se volvió a superar el ratio del millón de la campaña récord 2004/05
Juan José Reyes *
Pasaron 11 años y los números finales de siembra dan cuenta que se cosecharon 210 mil hectáreas con un rendimiento promedio de 4.871 k/ha. Con respecto a las labores de la campaña 2016-17, para el Ministerio de Agroindustria hay muy buen ritmo de siembra con trabajos de barbechos muy avanzados para la estación.
Con casi el 100 por ciento trillado, el avance en la cosecha de maíz en Argentina según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires tiene un pequeño retraso de 2,5 puntos porcentuales respecto al período anterior. La proyección de producción para la campaña 2015/16 se mantiene en 28 millones de toneladas en el país, 6 millones por encima de la campaña pasada.
El maíz es clave en la rotación al contribuir con el resultado económico de la empresa agropecuaria y el rinde de los otros cultivos. Ello se debe a que este cultivo de verano es estratégico para la producción de rastrojos, del mantenimiento del balance de materia orgánica y del uso eficiente del agua. Al finalizar la cosecha provincial 2015-2016, el volumen generado alcanzó un nivel inesperado. El rendimiento de maíz está determinado por el número final de granos logrados por unidad de superficie, el cual es función de la tasa de crecimiento del cultivo alrededor del período de floración. Para el logro de rindes altos, el cultivo de maíz requiere alta disponibilidad de nutrientes como nitrógeno, fósforo y azufre, muchas veces deficitarios. Gracias a la interacción de un número importante de prácticas, donde se combinan las de insumos, así como el manejo de la fertilización. Sin embargo el precio del maíz en el mercado de Chicago se ubica en mínimos históricos, producto de una gran cosecha mundial.
La trilla.
La producción de maíz en gran parte de la región pampeana volvió a épocas de antaño y no precisamente por un crecimiento horizontal, por ejemplo en lo que refiere a cantidad de hectáreas sembradas ya que como se aprecia en el cuadro anexo, se ha mantenido en el tiempo. El incremento no ha sido vertical (rendimiento en kilos por hectárea), sino por el contrario ya que crecieron las hectáreas cosechadas. Fueron claves los rendimientos en el cuadrángulo noreste de la provincia que tuvieron estados fenológicos excelentes, debido al alto porcentaje de humedad del cultivo (los de primera sobre rastrojos de soja fueron excelentes).
Con respecto a los valores de rendimientos, las cifras oscilaron entre los 3.000 y 7.000 kg/ha. en la zona que depende de la delegación General Pico del Ministerio de Agroindustria, donde se estima que el rendimiento promedio total del orden de los 6.100 kg/ha para la zona norte, pero con picos históricos de 827 Kg/ha. En cambio, para la cosecha en la delegación Santa Rosa, en los de primera, los rendimientos también fueron relevantes, entre los 40-50qq/ha para los híbridos. La caída de los precios agrícolas no es buena noticia para el campo, salvo para quienes operan feedloots o ganadería de encierre y para quienes suplementen alimentación a base de granos, es decir quienes los utilizan para alimentar a sus animales.

Previsiones.
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé que la superficie para el ciclo 2016/17 en La Pampa podría superar las 300 mil hectáreas, lo que refleja un incremento interanual del 25%. Especialistas indicaron que esto se debe a la eliminación de restricciones comerciales y las retenciones, amén de las excelentes reservas hídricas en los cuatro principales departamentos del norte provincial. Todos esperan una siembra de maíz récord para la próxima campaña 2016/17, ya que la época óptima para la siembre es entre el 1 y el 20 de octubre en La Pampa, aunque entre el 30 de octubre y el 15 de noviembre es una época aceptable. Sin dudas, que se verá favorecida por la reposición de humedad en el perfil del área proyectada. La actividad maíz en campos de terceros, arrendados o de aparcería es una actividad riesgosa con los precios actuales, que por lo general tiene altos rindes de indiferencia. El alquiler, tiene como contra respecto de la aparcería, la inmovilización de mayor cantidad de capital. En términos generales, se puede decir que ello lleva implícito un mayor riesgo. Resulta por eso prioritario la obtención de buenos rendimientos, motivo por el cual los especialistas aconsejan “no ahorrar” a la hora de definir el paquete tecnológico a aplicar. El maíz es un cultivo tradicional en La Pampa y una de las actividades más demandantes de capital.
La campaña 2015/16 de maíz fue un lujo con respecto a los últimos años y la que se viene 2016/17 apunta a ser mejor aún, a pesar de que las perspectivas es que los precios recorten hacia la baja.

* Economista

Compartir