Inicio El Mundo Mataron a dos manifestantes

Mataron a dos manifestantes

GOLPE EN MYANMAR: REPRIMEN CON MUNICION REAL Y BALAS DE GOMA

NAIPYIDO
Fuerzas de seguridad de Myanmar mataron ayer a tiros a dos manifestantes en la ciudad de Mandalay, en lo que fue la jornada más sangrienta en más de dos semanas de protestas por el reciente golpe de Estado. Socorristas dijeron que otras 30 personas resultaron heridas cuando policías y soldados reprimieron la protesta de trabajadores portuarios en huelga en Mandalay, en el centro de Myanmar, con munición real, balas de goma, gases lacrimógenos y carros hidrantes.
Unos 500 policías y militares participaron del operativo cerca del astillero estatal Yadanabon luego de que decenas de portuarios se sumaran al movimiento de desobediencia civil que exige el restablecimiento del gobierno civil de Myanmar. Uno de los fallecidos es menor de edad y recibió una bala en la cabeza, indicó Hlaing Min Oo, responsable de un equipo de socorristas voluntarios, citado por la agencia de noticias AFP. Según él, «la mitad de los heridos recibió disparos con munición real». La otra víctima recibió un tiro en el pecho y murió camino a un hospital, dijeron servicios de emergencia.

Represión.
Hace tres días, fuerzas de seguridad reprimieron de similar manera a trabajadores ferroviarios en Mandalay luego de que adhirieran al movimiento de resistencia contra la Junta y el golpe de Estado. La nueva represión llegó horas después de que manifestantes salieran ayer a las calles de las dos mayores ciudades de Myanmar a rendir tributo a una joven mujer que murió el viernes tras haber sido baleada días antes en una protesta. Un memorial improvisado bajo una autopista en Yangón atrajo a unas 1.000 personas. Su muerte, anunciada por su familia, fue la primera confirmada entre los miles de manifestantes que han tomado las calles desde que el general Min Aung Hlaing tomó el poder.
En el memorial en Yangón, los manifestantes portaban pancartas que decían «Basta de dictadura en Mynamar» y «Te recordaremos, Mya Thwet Thwet Khine», informó la cadena BBC. Por otra parte, en Mandalay, una protesta liderada por estudiantes de Medicina congregó ayer a más de 1.000 personas, muchas de las cuales llevaban flores e imágenes de la jóven víctima que murió en una de las movilizaciones.
Los arrestos continúan con cerca de 550 detenidos en menos de tres semanas, incluyendo responsables políticos, funcionarios huelguistas, monjes y activista, según una ONG de asistencia a los presos políticos. Solo una cuarentena ha sido liberada. (Télam)