México hace el recuento de daños

Los terremotos y la tormenta tropical Lidia que golpearon a México en septiembre dejaron más de 400 muertos y 150.000 casas dañadas en varios estados del país, y ahora necesitará una inversión multimillonaria para su reconstrucción, según cifras oficiales divulgadas ayer.
Los daños también abarcan a poco más de 12.000 escuelas, que requerirán 13.000 millones de pesos (cerca de 717 millones de dólares) para su rehabilitación, y a 1.500 monumentos históricos, que necesitarán 8.000 millones de pesos (unos 440 millones de dólares).
“Las cifras nos dejan ver los daños en las viviendas, en el patrimonio cultural, los daños a las miles de escuelas afectadas que requerirán reconstrucción total”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto tras una reunión con su gabinete y gobiernos locales en su residencia oficial de Los Pinos.
El presidente agregó que se trata de cifras preliminares que pueden revisarse a medida que avancen los censos que se realizan sobre los daños.
Septiembre fue un mes difícil para México en cuestión de catástrofes naturales. A inicios de mes, la tormenta Lidia dejó al menos siete muertos en Baja California Sur, en el noroeste del país.
El 7 de septiembre, un sismo de magnitud 8,2 golpeó el país y causó cerca de un centenar de muertos principalmente en el sureño estado de Oaxaca.
Posteriormente, el 19 de septiembre, en el 32 aniversario de un poderoso terremoto que en 1985 causó 10.000 muertos, fue golpeado por un sismo de magnitud 7,1 que hasta el momento ha dejado 337 muertos, principalmente en Ciudad de México. En varias de las zonas que sufrieron derrumbes en la capital entró ya maquinaria pesada a retirar escombros. (AFP)