México no pagará el muro

POLEMICA POR LA FRONTERA ESTADOUNIDENSE

La canciller de México, Claudia Ruiz Massieu, dijo ayer que pagar el muro que el electo presidente de EE.UU, Donald Trump, quiere levantar en la frontera común está “fuera” de la decisión de su gobierno, y prometió estar cerca de los mexicanos residentes en ese país.
Mientras, el peso mexicano se devaluó a niveles históricos frente al dólar y dos de los más importantes diarios locales titularon, sobre el triunfo del republicano: “¡A temblar!”.
“El gobierno de México ha sido claro y enfático en que pagar por un muro (como propuso en su momento Trump) está fuera de nuestra visión; una visión de cómo Estados Unidos y México juntos somos más competitivos, más capaces de generar oportunidades para nuestra gente”, declaró a la cadena Televisa, y aseguró que “esa es la visión que le vamos a poner en la mesa al nuevo gobierno (de EE.UU)” .
Además, Ruiz Massieu prometió que su gobierno estará cerca de los mexicanos residentes en Estados Unidos en “estos momentos de incertidumbre”, a fin de que se sientan seguros y protegidos.
Después de una campaña electoral en la que México fue blanco de ataques xenófobos por parte de Trump, quien calificó de “violadores” y “narcotraficantes” a los mexicanos, el presidente de este país, Enrique Peña Nieto, felicitó ayer al pueblo estadounidense por las elecciones, y no directamente al republicano ganador.
“El pueblo estadounidense ha elegido a su próximo presidente”, escribió Peña Nieto en su cuenta de Twitter la mañana del miércoles, después de un silencio de varias horas.
“Felicito a EE.UU por su proceso electoral y le reitero a @realDonaldTrump la disposición de trabajar juntos en favor de la relación bilateral”, agregó.
En agosto Peña Nieto invitó tanto a Trump como a la demócrata Hillary Clinton a visitar México mientras eran candidatos y el único que aceptó fue el republicano.
El magnate, que llegó a decir que México no era amigo de Estados Unidos y amenazó con extender el muro fronterizo entre ambos países, fue recibido por Peña Nieto sin grandes cuestionamientos en la residencia presidencial de Los Pinos, en un hecho que generó indignación en la opinión pública mexicana, al punto que el ministro de Hacienda, que facilitó el encuentro, Luis Videgaray, se vio obligado a renunciar.
Después de la visita hubo un cruce de mensajes entre Trump y Peña sobre el muro, que según Trump tendrá que pagar México. (Télam)

Compartir