Inicio El Mundo Murió David Dinkins: el primer y único alcalde negro de Nueva York

Murió David Dinkins: el primer y único alcalde negro de Nueva York

David Dinkins, el primer alcalde negro de la ciudad de Nueva York, falleció a los 93 años de edad de causas naturales, informaron hoy martes la Policía y medios estadounidenses.

El político demócrata, cuyo mandato estuvo marcado por conflictos raciales, gobernó la ciudad entre 1990 y 1993, tras derrotar a Rudolph Giuliani y Edward Koch.

Al asumir, Nueva York era escenario de racismo, pobreza y violencia.

Más de 1 millón de neoyorquinos recibían ayudas tras la recesión iniciada en 1990, y la ciudad registraba más de 1.000 homicidios anuales.

Fue elegido como una «fuerza estabilizadora» para el «hermoso crisol» como describió alguna vez a Nueva York, pero tuvo muchas dificultades.

Fue incapaz de controlar las riendas de su Gobierno y se lo criticó con dureza por el estancamiento de sus políticas.

Dinkins murió ayer en su casa de causas naturales, dos meses después del fallecimiento de su esposa, Joyce, informaron la Policía de Nueva York y el diario estadounidense The New York Times.

La Policía dijo en un comunicado que fue llamada a la casa del exalcalde anoche y confirmó su deceso.

Dinkins es hasta el día de hoy el único alcalde negro que tuvo Nueva York.

SU HISTORIA.

Nacido el 10 de julio de 1927, Dinkins creció en Trenton, en el vecino estado de Nueva Jersey.

En 1945 se unió a los Marines y más tarde estudió en la universidad Howard, conocida históricamente por su alumnado negro, donde brilló en matemáticas.

Se casó con su compañera de clase Joyce, y la pareja se mudó a Nueva York, donde Dinkins trabajó como abogado tras haber pasado por la Brooklyn Law School.

En 1975 fue nombrado secretario municipal, cargó que ocupó por una década, antes de ganar la elección a alcalde en 1989.

Dinkins fue derrotado luego por Giuliani tras solo un mandato.

En su discurso de aceptación de su derrota, dijo a sus seguidores: «Amigos, hemos hecho historia. Nunca nadie podrá quitarnos eso». (Télam).