“No debe continuar como está”

BOLSONARO ANALIZARA SI MANTIENE A BRASIL EN EL MERCOSUR

El gobierno del presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro, que asumirá el 1 de enero, revisará los acuerdos del Mercosur, y hasta podría retirarse del bloque si no hay mejoras, dijo su futura ministra de Agricultura.
“Brasil trata de fortalecer el Mercosur y decir lo que quiere o, en un caso extremo, se retira. Pero no debe continuar como está. Es desventajoso para nosotros”, aseguró el miércoles al diario O Globo la diputada Tereza Cristina, quien estará a cargo de la cartera de Agricultura.
Para la diputada, el Mercosur es desigual para Brasil principalmente para productos agropecuarios como la leche o el arroz, que entran en el país y causan perjuicios a los pequeños productores locales.
“Es el momento de sentarnos y revisar el Mercosur. Sin dejar el protagonismo de Brasil y sin dejar de tener relaciones con nuestros vecinos, pero haciendo un acuerdo, tal vez, más moderno y mejor”, consideró Tereza Cristina. Los otros miembros del bloque son Argentina, Paraguay y Uruguay. Venezuela fue suspendida en 2017 debido a la “ruptura del orden democrático”.
La diputada consideró a China como un mercado prioritario, sobre todo en lo que respecta a la carne, producto del cual Brasil es un importante productor mundial. También son importantes Indonesia, India y, en el caso de Irán, Teresa Cristina cree que este año la balanza comercial puede generar un superávit de 4.000 millones de reales (1,06 millones de dólares).

UE.
Sus comentarios llegan en momentos en que la Unión Europea espera darle un impulso final a la negociación comercial con Mercosur, según dijo recientemente la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.
La UE y los países del Mercosur iniciaron hace casi 20 años negociaciones de cara a cerrar un acuerdo comercial y que, en palabras de la comisaria europea, se encuentran en su fase final.
Aún deben salvarse algunas diferencias.
La victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil ya había generado incertidumbre en la UE por su visión sobre la política comercial y el papel del Mercosur.

Polémico aliado.
El presidente electo de Brasil le otorgó un inesperado poder al partido Demócratas, la fuerza de la derecha clásica que respalda al gobierno de Michel Temer y que es la heredera del grupo político que dio sustento civil a la última dictadura militar (1964-85).
El partido Demócratas adoptó ese nombre en 2010, luego de tres décadas usando la sigla Partido del Frente Liberal (PFL), que abrazó al cambiar el nombre de la Alianza Renovadora Nacional (Arena), que fue el brazo político del régimen militar de facto.
Demócratas controla el Ministerio de Educación durante la gestión de Temer y con Bolsonaro ganó una fuerza inédita pues tendrá tres carteras: la jefatura de Gabinete, con Onyx Lorenzoni, y los ministerios de Agricultura, con Tereza Cristina Correa, y de Salud, con el traumatólogo y diputado Luiz Mandetta.
Como PFL, este grupo político cogobernó con Fernando Henrique Cardoso en los años 90; incluso, varios de sus diputados fueron acusados de cobrar sobornos para aprobar la reforma constitucional de 1997 y así aprobar la reelección del entonces gobernante.
Su máximo referente fue el llamado “coronel” de la derecha de respaldo a la dictadura, Antonio Carlos Magalhaes, poderoso político del estado de Bahía que fue clave para el gobierno de Cardoso. (Télam y AFP)