“No se dejen corromper”

PEDIDO DE FRANCISCO A GREMIALISTAS

El papa Francisco pidió a dirigentes gremiales de todo el mundo, incluida una delegación de más de 25 argentinos, que “no se dejen corromper”, en una carta enviada a la clausura de un congreso que se desarrolló en el Vaticano.
Asimismo, el sumo pontífice criticó la “lacra” de “los que se dicen sindicalistas y se ponen de acuerdo con los empresarios para dejar a miles de compañeros sin trabajo”.
“Les ruego se cuiden de tres tentaciones. La primera, la del individualismo colectivista, es decir, de proteger sólo los intereses de sus representados, ignorando al resto de los pobres, marginados y excluidos del sistema”, aseguró el Papa en una misiva a los participantes del encuentro de dos días en el Vaticano al que concurrió una nutrida comitiva argentina, pero a cuyo cierre Francisco finalmente no asistió.
Entre los asistentes argentinos se encontraban representantes de la CGT, la CTA y la CTEP.
“Mi segundo pedido es que se cuiden del cáncer social de la corrupción. Así como, en ocasiones, la política es responsable de su propio descrédito por la corrupción, lo mismo ocurre con los sindicatos”, advirtió el pontífice.
“El tercer pedido es que no se olviden de su rol de educar conciencias en solidaridad, respeto y cuidado”, planteó Francisco, al cierre del evento en el que unos 300 participantes discutieron sobre “El trabajo y el movimiento de los trabajadores en el centro del desarrollo humano integral, sostenible y solidario”.
El papa no pudo asistir al cierre del evento, ya que se encontraba ultimando los detalles del viaje que hará a Myanmar y Bangladesh. (Télam)