Nueva masacre golpea a EE.UU.

Al menos cinco personas murieron ayer cuando un hombre armado abrió fuego dentro de las oficinas del diario Capital Gazette, un periódico situado en la localidad de Annapolis, una ciudad histórica a una hora de Washington.
La policía describió al sospechoso -quien fue arrestado y estaba siendo interrogado a últimas horas de ayer- como un hombre blanco que estaba armado con un rifle o una escopeta y que aparentemente habría actuado solo.
Un reportero del medio gráfico, Phil Davis, escribió en Twitter un recuento escalofriante de como el “tirador disparó a través de una puerta de vidrio a la oficina y abrió fuego sobre varios empleados”. “No hay nada más terrorífico que escuchar disparos hacia varias personas mientras tú estás bajo un escritorio y escuchas recargar al tirador”, aseguró Davis en la red social.
“Hay cinco víctimas fatales, hasta donde sabemos. Hay también otras personas gravemente heridas”, afirmó Bill Krampf, jefe policial del condado de Anne Arundel, en una improvisada conferencia de prensa en las proximidades del edificio donde se encuentran las oficinas del periódico Capital Gazette. El teniente Ryan Frashure, un portavoz de la policía, agregó que otras tres personas habían sido heridas.
Steve Schuh, un funcionario del condado de Anne Arundel, dijo a CNN que el sospechoso “no ha sido particularmente cooperativo” y que la Policía no ha podido confirmar su nombre. Krampf señaló que la policía había incautado un supuesto artefacto explosivo y que el edificio de cuatro pisos se encontraba hasta ayer seguro.
Aunque aún no está claro si los periodistas fueron atacados deliberadamente, el tiroteo revivió los recuerdos de un incidente en 2015 en Roanoke, Virginia, en el cual dos comunicadores fueron asesinados durante una transmisión en vivo de un canal local de televisión.
“Cada tiroteo como este es horrible pero uno que ocurre en un lugar de periodistas es particularmente preocupante y me trae un torrente de recuerdos de ese trágico día para mí”, dijo Andy Parker, cuya hija Alison fue una de las víctimas de Roanoke.

Condolencias.
“Mis pensamientos y plegarias están con las víctimas y sus familias. Gracias a todos los de Primera Intervención que están actualmente en la escena” del tiroteo, escribió el presidente Donald Trump, en un mensaje de apoyo.
Por su parte, el gobernador de Maryland, Larry Hogan, afirmó que se sentía “absolutamente devastado” por las noticias del tiroteo. “Por favor estén atentos a todas las advertencias y manténganse lejos del área. Orando por los que están en el lugar y por nuestra comunidad”, añadió.
Un estudio reciente encontró que los estadounidenses poseen el 40% de las armas que hay en el mundo a pesar de representar solo el 4% de la población mundial. De las 857 millones de armas que poseen los civiles, 393 millones están en Estados Unidos, más de las que tienen todos los ciudadanos comunes en otros 25 países juntos, de acuerdo con Small Arms Survey. (AFP)