Obama enfrenta a los republicanos

PROYECTO DE LEY PARA ENDURECER LOS REQUISITOS DE ENTRADA DE REFUGIADOS

La Cámara de Representantes de Estados Unidos dio media sanción ayer un proyecto de ley para endurecer los requisitos de entrada de refugiados sirios o iraquíes al país, con el objetivo de evitar la llegada de posibles islamistas a suelo estadounidense, en una medida adoptada en respuesta a los ataques en París.
La norma, impulsada por la oposición republicana y aprobada por 289 votos a favor y 137 en contra, debe pasar ahora al Senado, pero el presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama, ya advirtió que la vetará si logra su sanción definitiva en el Congreso.
Un total de 47 legisladores demócratas se sumaron a los 242 republicanos que votaron a favor, lo que crea un bloque mayoritario que podría revertir el veto que prometió Obama.
Sin embargo, la ley enfrenta un futuro incierto en la Cámara alta, donde el oficialismo promete rechazarla.

París.
El texto fue producto de la reacción a los recientes ataques a París, ya que al parecer uno de los agresores habría entrado a Europa a través de Grecia haciéndose pasar por un refugiado sirio.
Tras los atentados, muchos políticos, especialmente republicanos, han mostrado su preocupación por las cuotas de aceptación de refugiados sirios en Estados Unidos y por la posibilidad de que el Estado Islámico (EI) se pueda infiltrar de manera similar.

Controles.
La propuesta legislativa obligaría a que toda persona que buscase asilo en Estados Unidos proveniente de Siria o Irak tuviera que pasar los controles tanto de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), como del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y del Centro Nacional Antiterrorista.
“Si nuestras fuerzas de seguridad y la comunidad de inteligencia no pueden verificar que cada persona que viene aquí no sea una amenaza a la seguridad, entonces no se les debe dejar entrar”, dijo ayer el presidente de la Cámara baja, el republicano Paul Ryan, según informó la agencia de noticias EFE.
En este momento, el gobierno no pude certificar eso, por lo que este plan pone en pausa el programa (de refugiados)”, agregó Ryan.
Así, el texto bloquearía de manera temporal la aceptación de refugiados, ya que las agencias de seguridad no podrían hacer frente de una manera efectiva a la verificación tan exhaustiva que requiere la ley.

Defensa.
La Casa Blanca ha insistido en su determinación de abrir las puertas a 10.000 refugiados sirios que huyen del conflicto interno que vive su país a lo largo del próximo año.
El miércoles mismo, Obama defendió su programa de recepción de refugiados sirios y ridiculizó a los republicanos diciendo que tenían miedo de “viudas y huérfanos”.
“No tomamos buenas decisiones si se basan sobre la histeria o una exageración de los riesgos”, agregó el mandatario, quien llamó a no sumirse en el miedo y el pánico en respuesta a atentados como los de París.
En la misma línea de defensa de la recepción de refugiados, el representante demócrata Xavier Becerra afirmó ayer que el “sistema de verificación de seguridad nacional para los refugiados” de Estados Unidos es el “más duro del mundo”, motivo por el cual “tan pocos refugiados de Siria han sido aceptados hasta la fecha”.
“Si yo creyera que esta legislación mejoraría nuestro sistema de verificación de refugiados, votaría por ella. Pero solo agrega otra capa de burocracia a nuestro proceso de selección y el resultado es que le negamos la seguridad y el refugio a mujeres y niños que huyen de los mismos terroristas que tratamos de mantener fuera” de las fronteras, agregó Becerra. (Télam)