Inicio El Mundo Ola de incidentes en EE.UU.

Ola de incidentes en EE.UU.

DETUVIERON A POLICIA ACUSADO DE MATAR A GEORGE FLOYD

Las autoridades de Minneapolis anunciaron ayer la detención del policía responsable de la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano de 46 años, en plena calle de esa ciudad del estado de Minesota. El comisionado de Seguridad Pública de Minesota, John Harrington, anunció que el agente Derek Chauvin fue arrestado por su presunto papel en el fallecimiento de Floyd.
Más tarde, medios locales confirmaron que Chauvin fue acusado de homicidio. «Acabo de ser informado que el agente identificado como Derek Chauvin en la muerte del señor Floyd fue puesto bajo custodia», dijo Harrington a periodistas. La muerte, ocurrida el lunes por asfixia luego de soportar durante varios minutos la rodilla del policía sobre su cuello, desató una ola de protestas masivas y de indignación que revivió el movimiento conocido como Black Lives Matters, contra los abusos policiales hacia la población afroamericana.

Toque de queda.
El jueves por la noche, manifestantes enojados por el crimen de Floyd entraron a una comisaría en Minneapolis, en la tercera jornada consecutiva de protestas violentas, que se extendieron más allá de la ciudad. Un video en vivo mostró a los manifestantes accediendo al edificio, donde las alarmas de incendios y los aspersores sonaban a medida que se provocaban incendios.
El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, decretó ayer el toque de queda en medio de las protestas y graves incidentes por la muerte de Floyd. La medida comenzó a regir a partir de las 20.00 (hora local) de ayer en la ciudad del estado de Minnesota y continuará durante todo el fin de semana.
Las fuerzas de seguridad, el personal médico, los soldados de la Guardia Nacional desplegados y cualquier individuo que «necesite atención médica, debe alejarse de situaciones de riesgo o esté en condición de calle» están exceptuados de la medida. No así los periodistas, que tendrán prohibido seguir con sus coberturas de los incidentes durante el toque de queda. La violación de estas disposiciones está penada con hasta 90 días de prisión y multas de hasta 1.000 dólares.

Indignación.
Varias ciudades se han sumado a las protestas por la muerte del Floyd mientras siguen las críticas por el tuit del presidente Trump que amenazó con usar la fuerza contra los manifestantes y Twitter lo etiquetó como promoción de la violencia. En Atlanta se registraron enfrentamientos entre manifestantes y policías que arrojó como saldo detenidos y heridos, sobre todo frente a la sede de la CNN, cuyos periodistas fueron arrestados ayer en medio de una manifestación.
Un equipo de la cadena CNN, incluyendo un corresponsal de origen hispano, fue detenido por la policía mientras reportaba en vivo sobre la situación en una de las calles del downtown de la ciudad de Minneápolis, aunque fueron dejados en libertad poco después.
En respuesta a las imágenes de Minneapolis, el presidente Donald Trump tuiteó ayer que los manifestantes eran «matones» y sugirió la intervención militar.

Justicia.
En Kentuky, al menos siete personas fueron baleadas en Louisville, la ciudad más grande del estado, cuando manifestantes reclamaban justicia para Breonna Taylor, una mujer afroamericana asesinada a tiros por la policía en su casa en marzo. Así lo informó la policía de Louisville en un comunicado que agregó que al menos una de las personas heridas estaba en estado crítico y que se produjeron «algunos arrestos», sin proporcionar el número ni explicar las causas del tiroteo, informó la cadena de noticias CNN.
Breonna Taylor, una técnica médica de emergencias de 26 años, condecorada y sin antecedente penales, recibió ocho disparos cuando los agentes derribaron la puerta de su departamento en Louisville el 13 de marzo durante un allanamiento como parte de una investigación de drogas. No se encontraron drogas en la vivienda y el FBI abrió una investigación sobre el incidente. (NA/Télam)