Inicio El Mundo ONU investigará los casos de violencia institucional

ONU investigará los casos de violencia institucional

LA CAMARA DE DIPUTADOS CREO SU PROPIA COMISION INVESTIGADORA

La Organización de las Naciones Unidas anunció ayer que enviará a Chile una misión especial para investigar actos de violencia institucional y las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la represión de la rebelión popular que estalló en el país la semana pasada. El anuncio de la ONU se conoció durante el séptimo día de protestas en Santiago y otras ciudades de Chile en demanda de mejoras sociales.
Desde Ginebra, a través de su cuenta de Twitter, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, anunció que, tras una invitación del gobierno de Sebastián Piñera, aceptó enviar una misión fiscalizadora a Santiago. «Tras monitorear la crisis desde el comienzo, he decidido enviar una misión de verificación para examinar las denuncias de violaciones a los derechos humanos en Chile», señaló.

Comisión investigadora.
Por su parte, la Cámara de Diputados aprobó ayer la creación en Chile de una comisión investigadora sobre el actuar de varios ministerios del gobierno de Sebastián Piñera durante las jornadas de protestas contra medidas económicas. Los diputados exigen una investigación sobre los actos de los ministerios del Interior y de Defensa, que estén relacionados con la declaración de estado de emergencia en distintas regiones del país.
Dentro de los puntos a fiscalizar, se encuentran las muertes de civiles provocadas por funcionarios de las fuerzas armadas, de orden y seguridad, así como las torturas, apremios ilegítimos y tratos inhumanos dirigidos contra civiles bajo el toque de queda. La instancia dispondrá de un plazo de 45 días para entregar su informe. Hasta anoche, la represión gubernamental causó la muerte de 23 personas; en tanto, más de dos mil ciudadanos son detenidos.

Jornada laboral.
También, la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de ley laboral de 40 horas semanales, en lo que muchos consideran un triunfo de los trabajadores en medio de protestas económicas. Con 88 votos a favor, 24 en contra y 27 abstenciones, la sala de diputados aceptó la iniciativa de Camila Vallejo y Karol Cariola, de la bancada del Partido Comunista en la intención de rebajar la jornada máxima laboral de 45 a 40 horas semanales.
Vallejo defendió el derechos de las personas a disfrutar del fruto de su trabajo y señaló que «esto no es un favor a las y los trabajadores, es un mínimo de justicia, un mínimo de dignidad». A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, Cariola mostró su satisfacción por la victoria y expresó que Chile despertó, luego de varias jornadas de movilizaciones en rechazo a las políticas neoliberales del Gobierno de Sebastián Piñera.

Detenidos.
El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile notificó que hasta ayer 2.686 personas fueron arrestadas durante las protestas sociales tras las medidas económicas impuestas por el Gobierno. Mediante la red social Twitter la institución explicó que del total de detenido 1.654 residen en las distintas regiones del país sudamericano y los otros 1.032 son de la capital.
Asimismo, el INDH notificó que de los aprehendidos 1.087 son hombres, 292 mujeres y 217 menores. En la publicación realizada por el organismo de derechos humanos destacan que 584 ciudadanos han sido heridos, de ellos 245 por armas de fuego, todos en su mayoría a manos de los cuerpos de seguridad del Estado.
Al respecto, el director del INDH Sergio Micco, presentó ante la Comisión de Derechos Humanos del Senado de Chile las investigaciones realizadas por su Instituto, las cuales arrojan pruebas de violaciones a la ciudadanía por parte de efectivos militares en las manifestaciones. En ese sentido, destacó que ante el Ministerio Público presentaron 59 acciones judiciales de ellas 14 amparos legales y 45 querellas, cinco de ellas por homicidio y nueve por violencias sexuales. (Prensa Latina/Télam)