Inicio El Mundo Para el presidente de España, "lo más duro está por llegar"

Para el presidente de España, «lo más duro está por llegar»

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, aseguró que «lo más duro todavía está por llegar» y defendió, ante un Congreso de los Diputados casi vacío, su gestión de la crisis del coronavirus, cuyo avance descontrolado tiene al país en «estado de alarma» y ya provocó 558 muertes y casi 14.000 contagios, según cifras actualizadas este miércoles.

El principal partido opositor, el conservador Partido Popular (PP), le transmitió su apoyo; los ultraderechistas de Vox criticaron duramente que no haya actuado con más celeridad y reclamaron dimisiones en el gobierno; mientras los independentistas catalanes reiteraron su pedido para que endurezca el aislamiento.

«Las medidas aprobadas buscan frenar la curva de contagio y reforzar la sanidad pública», afirmó Sánchez, quien defendió el rol clave del Estado en la batalla contra el virus, que cree que puede ser vencido en un horizonte de dos o tres meses.

«Hoy en los hospitales estamos librando una batalla inmensa contra el virus. No estamos solos, la humanidad entera está en este combate, y cuando lo ganemos sabremos más de los virus, la humanidad será más sabia. Pero lo más duro está todavía por llegar», advirtió el líder socialista, frente a la perspectiva de un aumento de los contagios.

Los contagios de Covid-19 en España aumentaron hasta 13.716 personas, mientras 558 fallecieron, informó el Ministerio de Sanidad español.

Sánchez estaba obligado a explicar el decreto del estado de alarma que entró en vigor el sábado último y las medidas económicas adoptadas en los últimos días ante el Congreso de los Diputados, que decidió sesionar de forma excepcional con la gran mayoría de sus miembros ausentes por el confinamiento declarado.