Inicio El Mundo Perú: Castillo asumirá el miércoles

Perú: Castillo asumirá el miércoles

El presidente electo de Perú, Pedro Castillo, iniciará este miércoles su Gobierno en un momento particularmente crítico del país, con consenso aparente de los principales actores políticos, sociales y económicos acerca de algunas de sus prioridades, y divergencias con respecto a otras, como la economía y una posible reforma constitucional.
Castillo definió como sus retos más urgentes el combate al coronavirus, la mejora de la educación pública, la reconstrucción de la economía y la redacción de una nueva Constitución, a lo que diversos analistas sumaron la necesidad de asegurarse gobernabilidad ante un Congreso muy fragmentado. No hubo cuestionamientos en los dos primeros asuntos. En cambio, frente a los otros tres hay visiones y expectativas muy diversas. En materia económica, ya desde la campaña para el balotaje, Castillo fue moderando sus propuestas inicialmente más radicales, y subrayó que no desalentará la inversión privada.
Una vez que el escrutinio lo señaló ganador, incorporó a su equipo al economista Pedro Francke y ofreció continuidad al presidente del Banco Central, Julio Velarde, en el cargo desde 2006 y considerado uno de los artífices de la estabilidad macroeconómica del país. Esas dos decisiones calmaron las expectativas de los actores económicos y financieros, aunque no frenaron del todo un movimiento de salida de capitales que fue detectado por varios informes.

Reforma.
El martes, luego de la proclamación, cuatro entidades de productores agropecuarios y campesinos reclamaron a Castillo que tenga «voluntad política» para cumplir su promesa de una reforma agraria. «Quien ganó las elecciones fue el campesinado», dijo el presidente de la Central Única Nacional de Rondas Campesinas y Urbanas del Perú (Cunarc), Víctor Saavedra.
En tanto, la agencia calificadora de riesgo crediticio Moody’s señaló que «el país sigue afrontando una gran incertidumbre dada la falta de claridad en torno a la agenda de políticas» de Castillo y alertó que la eventual reforma de la carta magna «aumentará la incertidumbre, probablemente desalentando la inversión y frenando la actividad económica».
Tras la primera vuelta electoral, Castillo le bajó el perfil a su idea de una nueva Constitución, aunque nunca la descartó. Humala, uno de los dirigentes más decididos para respaldar a Castillo cuando aún no había sido proclamado, le recomendó el miércoles cautela con esa iniciativa.
(Télam)