Inicio El Mundo Piden distribución de vacunas

Piden distribución de vacunas

LA OMS APELA A "UNA ECONOMIA DE GUERRA"

«Estamos en guerra contra un virus, necesitamos la lógica y urgencia de una economía de guerra, para aumentar la capacidad de nuestras armas», dijo desde Ginebra el secretario general de la ONU, António Guterres, al inaugurar el principal encuentro anual de la Organización Mundial de la Salud OMS, que continuará de manera remota hasta el 1° de junio. Hasta la fecha, la pandemia causó más de 3,45 millones de víctimas mortales en el mundo, pero esa cifra podría ascender a «entre seis y ocho millones» de fallecimientos directos e indirectos, añadió Guterres.
A su turno, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, exhortó a un esfuerzo global para garantizar que el 10% de la población de cada país haya sido vacunada para septiembre.
Mientras se celebra la asamblea mundial de la OMS, el mundo trata de acelerar las vacunaciones en países pobres y los europeos reclaman una organización más poderosa, capaz de desarrollar investigaciones independientes y con mayores recursos. Actualmente, apenas el 16% de su presupuesto procede de aportes obligatorios de los estados.

Mundo enfermo.
Mientras tanto, en Madrid terminaron ayer los confinamientos que permanecían vigentes para algunos barrios y municipios de alto riesgo, informó la agencia Europa Press. Y en Alemania, la incidencia de la última semana siguió descendiendo ayer, con 62,5 casos por cada 100.000 habitantes, informó el Instituto Robert Koch (RKI), dos puntos por debajo del día anterior.
India se convirtió en el tercer país que supera los 300.000 muertos por coronavirus después de Estados Unidos y Brasil, en medio de un calamitoso brote que hizo colapsar su sistema hospitalario y agotó las reservas de oxígeno y medicamentos. Con los 50 mil fallecidos de las últimas dos semanas, ya suma 303.720 muertos, sobre un total de 26,7 millones de contagios. El Ministerio de Salud informó ayer 4.454 muertes por Covid-19, la segunda cifra más alta desde las 4.529 del miércoles, máxima marca hasta ahora.
Camboya avanzó un paso más ayer en el plan de relajar las restricciones impuesto en febrero, mientras las autoridades penitenciarias alertaron de nuevos brotes en algunas de las cárceles más pobladas. Un ejemplo es el Centro Correccional Prey Sar 1 de Nom Pen, el más grande del país con capacidad para 10.000 internos, pero con una población 500 veces por encima de eso, que el fin de semana reportó una veintena de contagios.

Haití en emergencia.
Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos no viajar a Japón, sede de los próximos Juegos Olímpicos, por razones sanitarias, pero también por «factores secundarios como la disponibilidad de vuelos comerciales, restricciones al ingreso de ciudadanos estadounidenses e impedimentos para obtener en tres días los resultados de los test de Covid», informó el Departamento de Estado. Japón abrió sus primeros centros de vacunación masiva en una campaña previa a los Juegos Olímpicos, cancelados el año pasado, pero solo el 2% de los 125 millones de habitantes fueron completamente vacunados.
Haití, por su parte, declaró ayer el estado de emergencia sanitaria en todo el país por ocho días ante el aumento de los contagios y la detección de las variantes inglesa y brasileña del virus. Y en Chile, el presidente Sebastián Piñera anunció que quienes hayan completado su vacunación recibirán un «pase de movilidad», que les permitiría desplazarse entre regiones. Las libertades de este pase «se irán ampliando según la evolución de las condiciones sanitarias», agregó.
Chile ya vacunó a 9,5 millones de personas con una dosis y 7,6 millones de personas ya recibieron las dos, lo que supone más del 50% de la población objetivo de vacunación, calculada en unos 15,2 sobre los 19 millones de chilenos. Con este ritmo de vacunación, resulta el líder en esta materia en América Latina.
Sin embargo, los contagios repuntaron, la tasa de positividad diaria anda en 9,02% y los casos activos superan los 40.000.
En Bolivia, el presidente Luis Arce recibió su primera dosis de Sputnik V. «Creo que es una señal, para que la población acuda a los centros de vacunación y se aplique la primera dosis. Y a quienes les toca la segunda, también que acudan» expresó Arce desde el Hospital del Sur de El Alto, citado por la agencia ABI. (Télam)