Inicio El Mundo Piden la renuncia de Piñera

Piden la renuncia de Piñera

«Piñera ya fue», con la misma cadencia que se cantó «Chile despertó» durante los seis días de agitación permanente en las calles de Santiago, fue la música que atronó durante la marcha masiva de más de un kilómetro de la Alameda enfrentando a los gases y los perdigones que disparan los carros de asalto de Carabineros. Ayer fue la primera marcha convocada por los sindicatos de manera organizada y es una respuesta contundente a las medidas que anunció el presidente de Chile, Sebastián Piñera , durante el toque de queda.
La ciudad de Santiago de Chile está militarizada, hay muchos más efectivos de los que se veían el martes y su misión evidente es que la manifestación no llegue a la Casa de la Moneda de paso hasta la estación Los Héroes del metro, tal como estaba pautada. A la una del mediodía miles y miles de manifestantes desafían a los efectivos con las manos en alto para mostrarse sin armas, sin ánimos de violencia porque, como dicen los carteles «No estamos en guerra, estamos de pie por nuestra dignidad». Sin embargo ese gesto es repelido una y otra vez con chorros de agua tóxica que obligan al vómito y que irritan violentamente las mucosas. El alivio llega de la mano de más manifestantes que ofrecen limones y agua con bicarbonato.
Antes de las diez de la mañana, las calles se vaciaron por completo y comenzaron a formarse las columnas. Al mismo tiempo manifestantes autoconvocados empezaron a llenar las inmediaciones de Plaza Italia. El recorrido de la manifestación estaba marcado desde Plaza Italia hasta la parada Los héroes del Metro.
Después de una noche en la que abundaron en la televisión las imágenes de comunas que demandan protección frente a un supuesto desabastecimiento, el miércoles, primer día de huelga, algunos supermercados abrieron para evitar el pánico.
Mario Miguel Jorquera, presidente de la Federación de Trabajadores de Wallmart, que aglutina 15 mil trabajadores y trabajadoras, contó a Página/12 que ese fue el «equilibrio» al que llegaron para «sostener algunos puntos de venta» gracias a un acuerdo con la organización de trabajadores y trabajadoras del que no formó parte la empresa. En la misma línea, ese gremio «llama a la población a quedarse tranquila», particularmente a los vecinos que con chalecos amarillos salen a defender los puestos de abastecimiento pertrechados con bates de béisbol. «No lo hagan, están defendiendo multinacionales que tienen seguro, un saqueo ni siquiera les hace daño pero los vecinos ponen el cuerpo alentados por el relato de los medios que quiere generar divisiones»

Respuesta a los anuncios.
El conjunto de propuestas para una «agenda social de unidad nacional» anunciado el martes por la noche por el presidente chileno reúne el rechazo de buena parte de la población chilena. La Coordinadora feminista 8M y las 60 organizaciones, que el martes se reunieron en asamblea, denunciaron que las medidas representan únicamente «subsidios para las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) que no llegan directamente a manos de las personas más necesitadas y que son parches que no van a resolver esta situación».
En ese mismo sentido, Vilma Alvarez, dirigente del Sindicato de Jumbo, subrayó que la coordinadora definió a las medidas de Piñera «como otra forma de seguir traspasando dinero hacia los sectores financieros y no dar ningún alivio a la población». «La demanda es que Piñera renuncie y que se haga una Asamblea Constituyente», resaltó.
El reclamo de bajar las armas es tan fuerte que mientras la ciudad este militarizada no parece que vaya a haber cambios o que las medidas generen algún tipo de alivio para quienes están reclamando en las calles. «Milicos culiados, cafishos del Estado», se escucha ahora mismo mientras en el cielo completamente limpio de nubes, pero sucio de gases, los helicópteros del ejército sobrevuelan la Alameda.
Los únicos que se han manifestado «a favor» del pedido de disculpas del presidente son los miembros de Evópoli, un partido liberal que demanda el cambio de la clase política pero no del sistema, según contó la presidenta de la juventud, Ignacia Galilea. Integrantes de ese partido recorrieron las calles con barbijos y escobas de plástico mostrando que quieren ayudar a limpiar la ciudad.

Las cifras.
El tiempo corre y lo cierto es que no hay información oficial sobre las cifras de la represión. Desde el INDH hablan de 35 desaparecidos y desaparecidas, más de 200 personas heridas, 18 muertes. El gobierno, a la mañana, había declarado 2.500 detenciones. (Pagina12.com)

Denunciaron violaciones y desapariciones
Primero fueron los golpes, las humillaciones y las amenazas, pero en las últimas horas las torturas y violaciones de mujeres en Chile se convirtieron en una realidad. El estado de excepción que implementó el gobierno de Sebastián Piñera trajo las prácticas de la dictadura, también respecto a las desapariciones. Muchas de las mujeres que han sido detenidas hasta el momento se encuentran desaparecidas. Además, las apresadas en Santiago de Chile fueron desnudadas delante del personal masculino, manoseadas en sus genitales.
La Comisión de Derechos Humanos de la OEA (CIDH) expresó su preocupación por denuncias hechas al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sobre violencia sexual, desnudamientos forzados y torturas en el contexto de las detenciones de manifestantes. «Chile debe investigar y sancionar estos hechos con diligencia, así como la actuación policial y militar en las que se habría hecho uso desproporcionado de la fuerza contra civiles. El uso de la fuerza debe regirse por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad», expresó la CIDH.
Según las cifras del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) tras las jornadas de protestas del domingo hubo 2.138 personas detenidas, entre ellas 243 niños, niñas y adolescentes y 407 mujeres. Nueve de ellas fueron desnudadas en procedimientos policiales, en hechos sucedidos entre las comunas de Santiago, Maipú, Iquique, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Talca, Concepción, Valdivia, Temuco, Puerto Montt y Punta Arenas. La mayoría acusó uso desmedido de la fuerza al momento de la detención.
En tanto, un grupo transversal de académicos de distintas ideologías exigieron a las autoridades poner fin al toque de queda y al Estado de Emergencia ante las lesiones y muertes propinadas por uniformados, además de pedir que los abogados garanticen el respeto de los derechos de los ciudadanos.
Según informó La Tercera, 206 académicos, decanas y decanos, de las principales escuelas de derecho del país firmaron la carta dirigida al Presidente. (Pagina12.com)

Convocan a «ruidazo solidario»
Esta tarde tendrá lugar en la plaza San Martín de Santa Rosa, un «Ruidazo solidario» en apoyo a las protestas que están ocurriendo en Chile. Será a partir de las 18 en la plaza San Martín. Una joven chilena que se encuentra en nuestra ciudad sostuvo que el número de muertos es mucho mayor y que las propias fuerzas armadas promueven los incidentes. «Esto es un golpe militar encubierto», comentó la joven, que pidió a la sociedad santarroseña que se sume a esta muestra de solidaridad.
La convocatoria a la movilización fue realizada por el Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos para que «se escuche el grito de solidaridad con el pueblo hermano de Chile», sostuvo Víctor Giavedoni, integrante del Movimiento. Este llamado «alude al mejor sentimiento solidario entre pueblos hermanos», remarcó el dirigente, que pidió a los manifestantes que lleven elementos que permitan «hacer mucho ruido».
La rueda de prensa que organizó el Movimiento contó con la presencia de Karine Morrison, una joven chilena que desde hace unos meses se encuentra en la ciudad y que compartió lo que se está viviendo en su país a partir de la información que le transmiten su familia y sus amigos.
«Chile se está enfrentando a la crisis social más profunda desde la dictadura militar impartida por (Augusto) Pinochet», contó la joven. Aunque la gota que rebasó el vaso fue el aumento de 30 pesos en el boleto del subte, la chispa de la protesta «no son esos 30 pesos, sino 30 años de abusos e injusticia», afirmó.
«Chile -señaló- tiene un modelo neoliberal instaladísimo hace mucho tiempo, muy difícil de romper a estas alturas. Tenemos privatizados los recursos naturales, privatizada la educación, la salud, pensiones indignas; gente mayor que no puede jubilarse porque no puede vivir de lo que es su jubilación; medicamentos a muy alto precio».
«O sea, un montón de cosas y esto tenía que explotar en algún momento», reflexionó. «Por fin Chile despertó y esto no va a acabar hasta que se consigan reales soluciones».
La joven llamó al pueblo argentino a apoyar a la comunidad chilena y dejó en claro que «no es algo que está pasando del otro lado sino que somos un mismo pueblo abusados por un mismo poder, los de abajo contra los de arriba. Esto atraviesa fronteras y afortunadamente hay más países en Latinoamérica que están despertando».
Ante el discurso oficial que señala una cifra de 15 muertos, la joven indicó que los medios de comunicación alternativos están mencionando, con fecha al 19 de octubre, «42 muertos, 12 mujeres violadas, 121 desaparecidos y miles de torturados».
Mientras el presidente Sebastián Piñera «hace un discurso donde enaltece la figura de las fuerzas armadas, diciendo que están resguardando la seguridad de chilenos y chilenas», las redes sociales muestran, aprovechando las posibilidades que hoy brinda la tecnología, «lo que está pasando en las calles, y sabemos que estas personas torturan y matan, sin importar que sean mujeres, hombres, niños y ancianos».
«Anoche nos fuimos enterando de que está desapareciendo gente desde sus casas», contó. «Están arrestando, arrestando a un dirigente secundario y un dirigente universitario de la juventudes comunistas desde su mismo departamento; a un chico lo sacaron desde su propia casa, y los medios los cubren (a quienes cometen estos apremios) y el presidente no se refiere a los hechos».
«Los militares están en las calles matando. Si eso no es dictadura, no sé qué es. Tenemos un presidente que no representa al pueblo, el pueblo pide su renuncia y el presidente no hace referencia a aquello».
«Hay un estado de emergencia, un toque de queda que no se veía desde la dictadura militar», subrayó. «Todas las condiciones, todo lo que estamos viendo hace referencia a un auto-golpe de Estado, o sea estamos en una dictadura militar encubierta», denunció.
Como todo esto «para afuera no se está viendo», Morrison pidió a la población que se informe a través de medios independientes y que difunda lo que realmente está pasando en su país.
Las redes sociales también han favorecido «el despertar a la gente más grande, que era la que le costaba entender lo que estaba pasando, o que tenía carencia de información. Hoy gracias a las redes sociales la información está circulando por todas partes».

Estallido.
Lo que está ocurriendo en su país «es un estallido social, una bomba que estaba aumentando y ahora explotó», definió la viajera, quien contó que fue militante de las luchas por la gratuidad y calidad de la educación en su país. «Mi generación ahora son profesionales que están trabajando y están sufriendo otras consecuencias», aseguró.
Karine proviene de una ciudad más pequeña que Santa Rosa «donde nunca pasaba nada» y ahora «me llegan videos de balazos, de mujeres corriendo con niños por las calles, militares con ametralladoras por la calles».
Junto con esos, se han conocido videos que muestran «a carabineros tomando cocaína por las calles, carabineros golpeando gente, entrando con su uniforme a autos y saliendo del auto como civiles encapuchados, a hacer destrozos». Estos incidentes son los que muestra la prensa oficial a fin de desprestigiar la protesta del pueblo. «Los mismos carabineros y los mismos militares están haciendo muchos destrozos», aseguró.

«Por huelga con movilización»
El Frente de Izquierda Unidad hizo público ayer su «mayor repudio a la represión sufrida por el pueblo chileno».
A la vez, el frente convocó a la concentración de esta tarde en la plaza San Martín a partir de las 18 para hacer público el repudio y expresar la solidaridad «con la lucha del pueblo chileno por una huelga general con movilización y continuidad hasta acabar con el estado de emergencia y echar a Piñera».
Desde el frente convocaron a la marcha bajo las siguientes consignas: «Abajo el estado de emergencia y fuera los militares de las calles. Por asambleas y coordinadoras para impulsar la huelga y darle continuidad con plan de lucha. Asamblea Constituyente Libre y Soberana impuesta por la movilización sobre las ruinas del régimen».
Recordaron seguidamente que «este lunes masivas manifestaciones se desarrollaron en todas las calles del país y más de 100.000 personas salieron en Santiago, encabezadas por la juventud» y que «este martes nuevamente miles se congregaron en las principales plazas».
«La ‘guerra’ de la que habló Piñera tuvo una respuesta contundente. No solo la juventud estudiantil, sino que batallones centrales de la clase trabajadora salieron a la escena. Los portuarios paralizaron el 90% de los puertos del país y se movilizaron. Los mineros de Escondida han paralizado faenas en la mina privada más grande del mundo. El grito ‘fuera Piñera’ cada vez toma más fuerza. Desde el Frente de Izquierda Unidad apoyamos la lucha por huelga general activa, con asambleas, coordinadoras y con continuidad, que ponga en movimiento la enorme fuerza de la clase trabajadora junto a la juventud y el pueblo chileno», señalaron finalmente, en un comunicado con apoyo de los integrantes del Frente de Izquierda Unidad: Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), Partido Obrero (PO) y Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).

Durango pide «escuchar a los pueblos»
La senadora nacional Norma Durango (PJ La Pampa), expresó solidaridad con el pueblo chileno, al ser consultada por la prensa en su condición de integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.
«Desde mi lugar expreso mi total solidaridad con el pueblo chileno, que ha salido a las calles a manifestar su hartazgo ante la tremenda desigualdad social. La comisión no se ha reunido, está presidida por el senador Julio Cobos y no creo que la convoque por lo menos hasta la semana que viene, pero en lo personal opino que la situación en América Latina es muy preocupante, por un lado por la cantidad de víctimas que arroja la revuelta, pero a la vez es esperanzadora porque los pueblos ya no soportan más el grado de deterioro de su nivel de vida y lo están haciendo saber. Al pueblo siempre hay que escucharlo», dijo la legisladora.

Campaña.
Durango fue también consultada sobre la marcha de la campaña electoral y señaló que observa «muy bien la campaña de nuestros candidatos, porque ha sido muy intensa».
«Han recorrido todas y cada una de nuestras localidades, han conversado con los sectores de la producción, con los jóvenes, con las mujeres, con los adultos mayores. Estamos esperanzados en que podamos tener dos diputados más que representen a La Pampa. Y que podamos aumentar el número en el bloque, imprescindible para lograr la legislación que se necesitará el año que viene y también que las mujeres podamos incorporar una más al trabajo, que ya representamos Melina Delú y yo en el congreso. Destaco la juventud y capacidad de nuestros candidatos, La Pampa siempre es pionera, en políticas públicas, en la unidad partidaria, en la representación de la mujer, en la oportunidad de los jóvenes», subrayó la senadora.

Sin desbordes.
Durango habló también de la situación del país y expresó que «en Argentina la prioridad hoy es poner un plato de comida en la mesa de cada familia y reactivar el consumo para generar más industrias y más trabajo».
«No creo que en nuestro país, si ganamos como creo que vamos a ganar el domingo, se produzca un desborde social, nuestra decisión y nuestra convicción se dará en las urnas y en paz. El peronismo genera esperanza y paz. Esperemos que Macri realice una verdadera transición responsable, y que en diciembre podamos tener un nuevo gobierno y un nuevo modelo económico», finalizó la senadora.