Inicio El Mundo Piñera pidió la renuncia a su gabinete para frenar la crisis

Piñera pidió la renuncia a su gabinete para frenar la crisis

ESTALLIDO SOCIAL

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, le pidió ayer la renuncia a todos sus ministros para poder «estructurar un nuevo gabinete», en una conferencia que brindó ayer en el Palacio de la Moneda. Minutos antes, se había anunciado el levantamiento del toque de queda. El presidente conservador confirmó que la idea es levantar los Estados de Emergencia a partir de hoy por la noche «si las circunstancias lo permiten».
Piñera se refirió a la multitudinaria marcha del viernes, que reunió a más de un millón de personas en Santiago y resultó la mayor movilización desde el retorno de la democracia en 1990. «Fue una marcha multitudinaria, alegre y pacífica, y abre grandes caminos de futuro y esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje, todos hemos cambiado», dijo el mandatario, para quien «ahora tenemos que unir fuerzas para dar respuestas verdaderas, urgentes y responsables a esas demandas sociales de todos los chilenos». También dijo que buscará debatir en el Congreso «una agenda social», que incluye bajar el precio de los medicamentos, gravar a los grandes ingresos, reducir los sueldos de los funcionarios públicos, entre otras medidas.

Pinochetista.
En el ojo de la tormenta está el ministro del Interior, Andrés Chadwick, primo hermano de Piñera y uno de los blancos de las protestas que sacuden al país desde hace más de una semana. Una reunión de ambos primos, el viernes 18 de octubre fue la que determinó el estado de emergencia ante las protestas por la suba del boleto de subte. La medida funcionó como un boomerang y motorizó mayores protestas, cada vez más masivas, hasta llegar a 1,2 millones el viernes en la capital chilena.
De hecho, en Chile no existe la figura de vicepresidente y, en ausencia del mandatario, quien toma las riendas del país es el ministro del Interior. Chadwick es un histórico militante de la Unión Demócrata Independiente, el más fervoroso partido pinochetista de la derecha chilena. En los últimos días se recordó su imagen detrás de Augusto Pinochet, en un discurso del dictador.
Mientras, la Jefatura de la Defensa Nacional, informó que «desde el transcurrir de los días, la Región Metropolitana ha alcanzado índices de normalidad, tanto en el funcionamiento de la ciudad, como en la vida de los habitantes». «En consideración a lo expuesto, se ha evaluado que las actuales condiciones permiten resolver que NO habrá toque de queda en la RM a partir de este momento», agrega el comunicado difundido por las redes sociales, y que pidió «colaborar» para mantener el orden.
El toque de queda se levantó ayer sábado en cuatro regiones: Santiago, Valparaíso, La Serena y Concepción. La medida de excepción duró una semana, con intervalos, desde el sábado pasado.

Muertos.
El Ministerio del Interior de Chile dio a conocer ayer su informe diario del estado de situación del país, en donde informó el fallecimiento de otra persona, lo que eleva la cifra de muertos a 20 desde que comenzaron las protestas el viernes 18 de octubre. En el balance entregado, el número de eventos graves bajó de 61 a 33 con respecto al entregado hace 24 horas.
En el mismo informe, los civiles lesionados bajaron de 33 a 29 y los detenidos fueron 284 personas, 100 de ellos por el toque de queda, mientras que en el día anterior el número fue 542 y 173 respectivamente. Hasta el viernes a la noche 3.162 personas fueron detenidas en Chile durante las manifestaciones contra el gobierno de Sebastián Piñera, de las cuales el 11% (343) son menores de edad; al tiempo que se denuncian violaciones a los derechos humanos y abusos.

Periodistas retenidos.
Tres periodistas argentinos estaban detenidos anoche en el aeropuerto de Santiago de Chile a punto de ser deportados por publicaciones en sus redes que “incitan al odio”, según relató uno de ellos en su cuenta de Twitter y respaldaron organizaciones sindicales. Nazareno Roviello, Andrés Masotto y Leandro Díaz del Campo relataron que la Policía de Investigaciones les negó el ingreso al país para registrar las manifestaciones. Los tres se encuentran encerrados en una habitación, amenazados con ser deportados, consignó el sitio de CNN Chile. El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiprebA), la Agencia de Noticias de Comunicación Alternativa y Popular (Ancap) y La Retaguardia denunciaron el hecho en redes sociales. (Página12/Télam)