Inicio El Mundo Plebiscitan un país más igualitario

Plebiscitan un país más igualitario

EN MEDIO DE LA PANDEMIA, CHILE DECIDE SI CAMBIA SU CONSTITUCION

Más de 15 de millones de chilenos podrán votar hoy en el plebiscito constitucional para decidir si se discutirá una nueva Constitución Nacional para reemplazar la heredada de la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que mantuvo e incrementó las desigualdades sociales. También se elegirán los mecanismos de una eventual nueva redacción.
El llamado al plebiscito fue un acuerdo del gobierno y la mayoría de los partidos políticos para responder a las demandas multitudinarias que desembocaron en un estallido social el 18 de octubre de 2019, con miles de heridos y una treintena de muertos en enfrentamientos de los manifestantes con Carabineros y fuerzas militares, y lograron poner en jaque a la gestión presidencial de Piñera.
Si bien las protestas aglutinaban múltiples reclamos (cambios al sistema de pensiones, más posibilidades de acceso a la educación superior, mejores salarios y reformas a Carabineros, entre otros) la principal exigencia terminó siendo que las reformas se implementen mediante una nueva Carta Magna que recorte privilegios a las clases dominantes.
Los ciudadanos que decidan votar (el voto no es obligatorio en Chile) deberán elegir entre las opciones «Apruebo» o «Rechazo» la sanción de una nueva Constitución y los mecanismos para su redacción. Estos «mecanismos» permiten también dos opciones: una Convención Mixta Constitucional conformada en un 50% por constituyentes y 50% por miembros del Congreso, o una Convención Constitucional conformada totalmente por constituyentes elegidos ad hoc.

Más de 14 millones.
El padrón de ciudadanos habilitados para votar incluye 14.753.394 chilenos (7.567.854 mujeres y 7.185.540 varones) residentes en el país, más 58.135 chilenos que viven en el extranjero y 348.061 extranjeros que residen desde al menos cinco años en territorio trasandino. Entre los extranjeros resalta la presencia mayoritaria de peruanos (131.372), bolivianos (37.923) y colombianos (35.863).
Se dispusieron 2.715 locales con 44.697 mesas de votación en Chile y 219 en el extranjero, que abrirán a las 8 de la mañana con 223.485 vocales en Chile y 657 en el extranjero, con un cierre a las 20 horas, por lo que los resultados podrían anunciarse sobre las 22.
En Chile las elecciones siempre finalizan a las 18 pero para evitar aglomeraciones se decidió extender el cierre hasta las 20 y que entre las 14 y 17 sea el horario recomendado para las personas mayores de 60 años o más. El gobierno anunció que el toque de queda vigente en todo el país se modificará: hoy finalizará a las 4 de la mañana (no a las 5) y se reactivará mañana a la una de la madrugada (y no a las 23), con el fin de facilitar los traslados.

Medio millón de contagios.
Actualmente hay 27 localidades bajo cuarentena pero sus residentes podrán ejercer su derecho al voto sin restricciones. Deberán llevar barbijo, su propia lapicera de tinta azul (si no, la mesa dispondrá una que será desinfectada entre cada uso), alcohol en gel, mantener la distancia social y evitar el contacto con la urna al introducir la boleta.
Los vocales de mesa recibirán un kit sanitario para su protección y de los votantes, con dos barbijos tipo KN95 (con filtros) para cada vocal, escudos faciales, alcohol en gel, desinfectantes en aerosol para limpieza de superficies y cuarto oscuro, toallas húmedas con alcohol, cloro o amonio cuaternario, toallas de papel o servilletas y guantes de nitrilo para contar votos.
Chile superó ayer el medio millón de contagios, informaron sus autoridades. «Debemos actuar con mucha responsabilidad en este plebiscito» señaló la subsecretaria de Salud, Paula Daza, al entregar el informe diario sobre la pandemia, con 1.631 nuevos casos y 48 fallecidos. Así, el país totaliza 500.542 positivos y 13.892 fallecimientos desde que el 3 de marzo se detectó el primer caso.
Para garantizar mayor seguridad se desinfectaron las aulas de colegios que serán sedes electorales, las mesas, sillas y todo el mobiliario. En el estadio Nacional de Santiago, mayor centro de votación del país, los equipos de desinfección rociaron las instalaciones con nanopartículas de cobre. «Se está sanitizando el local de votación más grande del país para asegurar que todos puedan concurrir sin temor a contagiarse», indicó el ministro de Minería, Baldo Prokurica.