Inicio El Mundo Policía mata al presunto atacante

Policía mata al presunto atacante

EL GOBIERNO FRANCES PIDE QUE PAREN LAS PROTESTAS POR SEGURIDAD

La policía francesa localizó y abatió el jueves a Chérif Chekatt, el presunto autor del atentado del martes en el mercado de Navidad de Estrasburgo (este), tras una intensa búsqueda en la que intervinieron más de 700 agentes.
El hombre fue abatido en el barrio de Neudorf, donde había huido después del ataque, y donde se había desplegado un gran dispositivo policial el jueves por la noche.
Chérif Chekatt “disparó contra un equipo de policía de seguridad pública que respondió”, indicó a la AFP una fuente policial.
El sospechoso fue detectado hacia las 20.00 GMT por agentes de policía cuando “deambulaba” en la calle, precisó el ministro del Interior, Christophe Castaner, que se desplazó a Estrasburgo por la noche.
Intentaron detenerlo pero “se giró, haciendo frente a los funcionarios de policía disparando. Respondieron inmediatamente y neutralizaron al atacante”, añadió.
Un perímetro de seguridad bloqueaba el acceso a la calle donde Chérif Chekatt fue abatido, constató un periodista de la AFP.
El martes por la noche, el presunto atacante con múltiples antecedentes penales, fichado por su radicalización islamista en prisión, entró en el centro histórico de Estrasbugo, en medio del mercado de Navidad.
Al grito de “Allah Akbar” (Dios es el más grande, en árabe), según testigos, abrió fuego contra los transeúntes, matando a tres personas, entre ellas un turista tailandés, e hiriendo a otras 13.
Después de un intercambio de disparos con soldados, que le hirieron en el brazo, logró huir en taxi hasta un barrio cercano, el de Neudorf, donde hubo un nuevo intercambio de disparos con la policía, antes de volver a desaparecer.
Más de 700 miembros de las fuerzas de seguridad francesas buscaban al sospechoso y ya se habían llevado a cabo varias operaciones policiales en Neudorf, barrio del sur de Estrasburgo, donde creció Chérif Chekatt.
Las policías alemana, suiza y luxemburguesa estaban también en alerta. El aviso de búsqueda de los policías franceses describía a un “individuo peligroso”, de 1,80 metros de estatura, con una “marca en la frente”.

Fichado.
Nacido en Estrasburgo y fichado por radicalización por los servicios antiterroristas franceses (fica “S”), Chérif Chekatt, de 29 años, tenía 27 condenas en Francia, Alemania y Suiza por delitos de derecho común.
“Ya estuvo encarcelado en varias ocasiones y era conocido por la administración penitenciaria por su radicalización y su proselitismo en 2015”, recordó el fiscal de París, Rémy Heitz.
La policía había ido a detenerlo a su domicilio el martes por la mañana por un caso de intento de homicidio pero logró escapar. La sección antiterrorista de la fiscalía de París se hizo cargo de la investigación.
La vida volvía a la calma poco a poco en Estrasburgo el jueves. El mercado de Navidad, que acoge cada año a dos millones de turistas, volverá a abrir el viernes, anunció el ministro del Interior Christophe Castaner.

Protestas.
El gobierno francés exhortó a los “chalecos amarillos” a no manifestarse el sábado para que la policía pueda centrar sus esfuerzos en encontrar a Chérif Chekatt, presunto autor del atentado en el famoso mercado navideño de Estrasburgo, que dejó tres muertos y trece heridos.
“Por el momento no hemos decidido prohibir las manifestaciones” convocadas para el sábado, declaró el portavoz del gobierno francés Benjamin Griveaux, pero pidió a aquellos que protestan desde hace casi un mes contra el gobierno “ser razonables” y “no ir a manifestar” tras el atentado ocurrido el martes en Estrasburgo.
El gobierno “escuchó” y “respondió” a la “cólera” expresada por las calles, agregó Griveaux, en referencia a las medidas anunciadas el lunes por el presidente Emmanuel Macron para calmar la cólera de este movimiento sin líder definido, que incluye un aumento del salario mínimo en 100 euros.
“Las fuerzas de seguridad han sido movilizadas muchísimo estas últimas semanas” y después del atentado de Estrasburgo “sería preferible que cada uno pueda, en forma tranquila, hacer lo suyo un sábado ante de las fiestas familiares de fin de año”, dijo el portavoz. (AFP)