Policías franceses se manifestaron en Paris

RECLAMAN MEJORES CONDICIONES DE TRABAJO

Miles de policías franceses manifestaron ayer en París para reclamar mejores condiciones de trabajo, en una marcha convocada por el sindicato mayoritario dentro de la policía francesa, Alliance Police National (Alianza Policía Nacional).
La manifestación, si bien estaba prevista desde hace tiempo, coincide con la investigación que señala a la policía como autora de la muerte de un militante ecologista el 25 de octubre pasado, al recibir una granada lacrimógena en la espalda, en Sivens (sudoeste), donde se proyecta un controvertido embalse.
Ayer al mediodía, 8.500 policías, quienes en Francia tienen prohibido por ley realizar huelga pero cuentan con el derecho a manifestarse, marcharon entre las plazas de La Bastilla y de la República, según los organizadores.
Vestidos con sus uniformes, los policías denunciaron condiciones de trabajo “cada vez mas complicadas, el incremento de las agresiones contra las fuerzas del orden y alertaron por el aumento de los suicidios entre los policías”.
“Se habla mucho de violencia policial, pero menos de la violencia sobre los policías”, consideró Jean-Claude Delage, secretario general del sindicato mayoritario dentro de la policía francesa.

Violencia.
El Observatorio Nacional de la Delincuencia y de Respuestas Penales (Ondrp) informó recientemente sobre 41.000 hechos de violencia verbales, físicas e incluso sexuales contra los policías.
Delage aseguró que “es indigno que en un país potencia mundial como es Francia, que debe hacer frente a muchísimas amenazas, atemos todo con alambre. No tenemos equipos a la altura de lo que representa proteger a la población”.
En tanto, mientras la muerte del ecologista Rémi Fraisse, estudiante de botánica de 21 años, se trasformó en un problema político para el presidente socialista Francois Hollande, nuevas manifestaciones tendrán lugar este fin de semana en Francia.
Ayer el primer ministro Manuel Valls recibió a representantes ecologistas que reclamaron el esclarecimiento del hecho y que el Estado cambie la “relación violenta” de la policía con los manifestantes. (Télam)