Inicio El Mundo Preocupación en el Cono Sur por Brasil

Preocupación en el Cono Sur por Brasil

EL AUMENTO DESCONTROLADO DE CASOS PONE EN ALARMA A LOS PAISES VECINOS

Con Brasil superando los 300.000 muertos por coronavirus y EEUU contabilizando más de 30 millones de casos, la pandemia sigue marcando la agenda de países de distintos continentes que, a pesar de los esfuerzos puestos en pretendidas vacunaciones masivas, deben apelar a confinamientos para frenar el aumento de contagios.
En el Cono Sur todos los países limítrofes con la Argentina -con excepción de Bolivia- viven situaciones que preocupan a sus autoridades por el aumento de casos hasta el descontrol originado por el colapso sanitario, en especial en Brasil y con pronóstico pesimista en Paraguay.
El alerta máximo para todo América del Sur por su condición de vecino de casi todos los países lo da Brasil, que tras superar el miércoles los 300.000 decesos documentados podría llegar a 400.000 en dos meses o incluso antes si el gobierno del presidente Jair Bolsonaro se sigue negando a adoptar una cuarentena nacional.

País vecino.
El recrudecimiento de la pandemia en Brasil, con récord de muertos y el sistema sanitario al límite, se ha extendido al resto de Sudamérica, poniendo en jaque incluso a Uruguay, considerado hasta ahora un ejemplo de contención del virus. «Lamentablemente, la terrible situación de Brasil también está afectando a los países vecinos», afirmó Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el martes pasado.
El organismo destacó un repunte de casos en los estados venezolanos de Bolívar y Amazonas, así como en el departamento de Pando, Bolivia, y en Loreto, Perú, todos colindantes con el gigante sudamericano.
En Chile, en tanto, casi 14 millones de personas, cerca del 70% de la población, entraron ayer en una nueva cuarentena debido a un fuerte aumento de los casos que volvió a poner en jaque el sistema sanitario, pese a una impresionante campaña de vacunación, con la que lidera todas las estadísticas de Latinoamérica. Tras un 36% de aumento de los contagios en las dos últimas semanas, las autoridades sanitarias decidieron reforzar ayer las restricciones en el país sudamericano.

Segunda ola.
A su vez, el Gobierno de Paraguay informó que regirá en el país una cuarentena estricta desde el sábado próximo y hasta el domingo 4 de abril, período en el que las personas solo podrán salir de sus casas para comprar alimentos, medicamentos y artículos de limpieza. Lo anunció el miércoles el jefe del Gabinete, Hernán Huttemann, en un mensaje al país en el que resaltó que ya circula en el país la variante de coronavirus originada en Manaos, Brasil, de la que se detectaron al menos dos casos.
También dentro de la región, Perú registró una cifra récord de 11.260 casos confirmados de Covid-19 en un día, su nivel más alto desde que irrumpió la pandemia y cuando enfrenta una segunda ola que no da tregua al desbordado sistema sanitario. Los 11.260 contagios reportados por el Ministerio de Salud superan los 10.143 del 16 de agosto pasado, que era hasta la fecha la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia.

No se detiene.
A su vez, EEUU superó los 30 millones de casos, informó ayer la Universidad Johns Hopkins. Los contagios llegaron a 30.001.245, casi tres meses después de que el país más afectado por la pandemia superara los 20 millones, dijo la universidad de Estados Unidos.
Además, la universidad agregó que las muertes por el virus en la nación norteamericana ya superaron las 545.000.
Mientras que en Europa la situación no es la mejor. Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y España admitieron en los últimos días un crecimiento de casos a la par de una frustrada búsqueda de mayor cantidad de vacunas, que no llegan por demoras en la producción, y, con matices, comenzaron a ordenar medidas de confinamiento o restricciones de movimientos para detener la proliferación del virus, sobre todo de las nuevas cepas. (Télam)