Inicio El Mundo "A ninguno de los dos le interesa una nueva Guerra Fría"

«A ninguno de los dos le interesa una nueva Guerra Fría»

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que ni a él ni a su par ruso, Vladimir Putin, le interesa «una nueva Guerra Fría», destacó que «no hubo amenazas» en la conversación que ambos mantuvieron hoy miércoles, pero reconoció que existen «diferencias».

Biden habló ante la prensa en Ginebra, Suiza, luego de una reunión a puertas cerradas de más de tres horas con su par ruso, uno de los encuentros internacionales más esperados desde que asumió la Presidencia, en enero pasado.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció hoy miércoles el regreso de los embajadores de su país y de Estados Unidos a Washington y Moscú, en el primer resultado concreto de su cumbre con el mandatario estadounidense.

En conferencia de prensa en Ginebra tras la reunión, Putin dijo además que la cumbre con Biden fue «constructiva» y que sus países comenzarán consultas sobre estabilidad estratégica y ciberseguridad.

El presidente rechazó además acusaciones de Biden por el envenenamiento y encarcelamiento del líder opositor ruso Alexey Navalny y dijo que éste sabía que iba a ser detenido en Rusia y que «buscó deliberadamente ser arrestado».

El regreso de los embajadores marca la normalización de relaciones diplomáticas que habían quedado dramáticamente cercenadas en medio de una fuerte crisis en los vínculos bilaterales que los mandatarios se proponían discutir en Ginebra.

El embajador ruso Anatoly Antonov fue llamado a consultas a Rusia hace unos tres meses luego que Biden dijera que estaba de acuerdo con la descripción de Putin como un «asesino».

El embajador estadounidense John Sullivan abandonó Moscú hace dos meses luego que el Gobierno ruso le aconsejara regresar a Washington para consultas con el Gobierno de Biden.

«En cuanto al regreso de los embajadores a sus lugares de trabajo coincidimos en que este problema está resuelto, regresarán a los lugares de su servicio permanente», dijo Putin a los periodistas, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

«Cuándo exactamente es una cuestión puramente técnica», agregó.

El mandatario ruso también afirmó que los dos países están dispuestos a buscar soluciones a todos los problemas bilaterales.

«También acordamos que el Ministerio de Exteriores de la Federación de Rusia y el Departamento de Estado de Estados Unidos iniciarán consultas sobre toda la gama de cooperación en la vía diplomática», dijo.

«Hay muchos temas para discutir, las dos partes están dispuestas a buscar soluciones», agregó.

«POSITIVA».

El mandatario dijo que su reunión con Biden fue positiva.

«Nuestra visión sobre muchos temas difiere, pero en mi opinión ambas partes demostraron el deseo de entenderse mutuamente y buscan maneras de acercarse», prosiguió.

«La conversación con Biden fue más bien constructiva”, dijo.

Biden, que hizo de los derechos humanos una de las prioridades de su política exterior, había dicho que iba a hablar con Putin sobre el envenenamiento y posterior encarcelamiento de Navalny y la prohibición de su organización.

Navalny, de 44 años y el crítico de mayor perfil de Putin, fue arrestado en enero a su regreso de Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de un envenenamiento con un agente nervioso que casi lo mata y que atribuyó el Kremlin, que lo negó.

En febrero, Navalny fue condenado a dos años y medio de prisión por haber violado, al haberse ido a Alemania, los términos de una pena en suspenso que se le había dictado en 2014 por un caso de fraude que, según él, tiene motivaciones políticas.

En la conferencia de prensa en Ginebra, Putin dijo que Navalny «sabía que violaba la ley» incumpliendo las condiciones de su condena en suspenso.

Navalny, cuya condena lo obligaba a presentarse regularmente ante los servicios penitenciarios, «buscó deliberadamente ser arrestado», afirmó Putin. (Télam).