Quieren facilitar el ingreso de argentinos a Chile para ver al Papa

La Cancillería y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) analizaron hoy la logística que se implementará para facilitar el ingreso de cerca de un millón de argentinos que cruzarán la cordillera para ver al papa Francisco durante la visita que hará a Chile, entre el 15 y el 18 de enero del año próximo, informaron fuentes oficiales.
Los detalles fueron analizados en un encuentro que mantuvieron hoy en el Palacio San Martín el canciller Jorge Faurie; el secretario de Culto, Santiago de Estrada, y el subsecretario del área, Alfredo Abriani, con el presidente de la CEA, monseñor José María Arancedo, y el secretario general del organismo, Carlos Malfa.
Desde Chile, esperan que más de un millón de argentinos crucen la Cordillera para ver al papa Francisco, quien visitará las ciudades de Santiago, Iquique y Temuco, por lo que se prevé un “refuerzo” del personal migratorio en los pasos fronterizos.
En el encuentro de hoy, funcionarios y representantes de la Iglesia local analizaron la ayuda que se brindará a los peregrinos argentinos, en la cual estará involucrada la Dirección Nacional de Migraciones en coordinación con las distintas diócesis argentinas.
Entre las medidas, se reforzarán las oficinas consulares en Chile para facilitar trámites relacionados con la eventual pérdida de documentación, y esas dependencias serán móviles y se trasladarán a las distintas ciudades chilenas que visitará Francisco.
“Durante los días que dure la visita de Francisco a Chile, la frontera funcionará como un área común para que no haya problemas en el cruce”, según explicaron a Télam fuentes oficiales.
En el encuentro de hoy, también se destacó la visita que realizará al país el secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede -el “canciller” del Papa-, el arzobispo Paul Richard Gallagher, entre el 5 y el 7 de noviembre.
Gallagher llegará al país invitado por el gobierno argentino, quien lo agasajará con un almuerzo en el Palacio San Martín, del que participará el canciller Faurie; y los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, así como los funcionarios de la secretaría de Culto.