Inicio El Mundo Quinta noche de incidentes y detenciones en España

Quinta noche de incidentes y detenciones en España

BARCELONA
Barcelona y otras ciudades de Cataluña fueron el epicentro ayer de la quinta noche de protestas, disturbios y enfrentamientos con la policía por el encarcelamiento del rapero español Pablo Hasel, condenado por insultar a la monarquía y a las fuerzas de seguridad. Cientos de personas se concentraron desde las 19 hora local (15 hora de Argentina) en la céntrica Plaza Universidad de Barcelona, donde colectivos antifascistas y de izquierda convocaron a la población para exigir la libertad de Hasel, de 32 años.
El diario La Vanguardia cifró en 1.000 el número de manifestantes en Barcelona e informó que durante las protestas fueron apedreadas las vidrieras de los negocios ubicados en Paseo de Gracia, además de un pequeño incendio en el acceso a la sede de la Bolsa. Como en noches anteriores, también hubo enfrentamientos con los Mossos d’Esquadra (policía regional).

Movilizaciones.
En paralelo hubo movilizaciones en otras localidades de Cataluña y del país, en lo que se prevé la mayor jornada de protestas desde el encarcelamiento del artista el martes pasado. Los choques registrados en los días posteriores a su arresto dejan más de medio centenar de detenidos en Cataluña por acciones como lanzamiento de objetos a la policía, quema de contenedores o saqueos a tiendas y bancos, informó la agencia de noticias Sputnik.
También hubo incidentes de menor gravedad en otros lugares de España como Madrid, donde se produjeron una veintena de detenciones, Valencia o Granada.En Barcelona, una mujer perdió la vista de un ojo por el impacto de foam, una suerte de proyectil de goma que la policía catalana usa para dispersar manifestaciones. La joven de 19 años fue dada de alta ayer.
El partido independentista catalán CUP denunció que Dani Cornellá, un exponente suyo elegido al Parlamento regional, sufrió una agresión «injustificada» por parte de la policía en Girona. La detención del rapero generó un áspero debate en España sobre la libertad de expresión y profundizó las diferencias gubernamentales, entre los socialistas, del presidente Pedro Sánchez, y el izquierdista partido Unidas Podemos.
Sánchez calificó como «inadmisibles» los disturbios de los últimos días y achacó el malestar en las calles a manifestantes violentos cuya actuación debe ser respondida «con contundencia». Por el contrario, Unidas Podemos criticó con dureza la actuación de la policía catalana y pidió que se indulte a Hasel. (Télam)