Inicio El Mundo Reclamaron justicia por Samuel

Reclamaron justicia por Samuel

MAS DE UN CENTENAR DE MARCHAS EN TODA ESPAÑA

La brutal paliza de consecuencias mortales que recibió el joven coruñés Samuel Luiz en la noche del pasado viernes no ha quedado sin respuesta en las calles españolas. Los primeros informes policiales investigaron la agresión como una discusión limitada al uso de un celular, pero cuando una de las amigas que acompañaban a Samuel en el momento del crimen publicó en Twitter que la agresión se produjo al grito de «maricón», una fuerte ola de indignación sacudió las redes sociales y ha sacado a las personas a la calle en un centenar de enclaves en toda España, más de 70 de ellos en Galicia.
Además de #JusticiaparaSamuel y #XustiziaparaSamuel, dos hashtags que han servido de hilo conductor de la convocatoria, algunas de las entidades llamaron a las concentraciones con el lema «Ya basta de LGTBfobia». Este crimen, que aún está siendo investigado y para el que el delegado del Gobierno en Galicia ya no descarta la motivación homófoba, se ha producido en la semana del Orgullo LGTBI y en un contexto de avances legislativos que no por ello hacen retroceder los delitos de odio contra este colectivo. El registro de denuncias tramitadas por la fiscalía por orientación sexual e identidad de género ha aumentado un 8,6% de 2018 a 2019, según los últimos datos disponibles del Ministerio del Interior.

Asesinato homófobo.
En A Coruña, donde se produjo la agresión, la ciudad se ha congregado bajo una fina lluvia guardando silencio en la plaza del ayuntamiento para romper después en un aplauso. Los amigos más cercanos de Samuel, que llevaban camisetas con un dibujo de su rostro, han dado después las gracias, emocionados, por el apoyo recibido. El grito atronador de «justicia» resonó en una plaza prácticamente llena. Entre un mar de paraguas, las únicas pancartas eran las portadas por sus amigos y amigas, en recuerdo de Samuel.
La investigación está en proceso y el colectivo Avante LGTB+, en un breve discurso, dio por seguro que fue un asesinato homófobo. El padre de Samuel, a través de la portavoz del colectivo, pidió que sea la última muerte violenta «por este motivo» y emplazó a los agresores a dar la cara. Una amiga del joven también reclamó a los medios respeto para los padres de Samuel, que fueron «duramente acosados todo el día de hoy». «Cuando estén preparados para hablar, lo harán», dijo.

Multitud.
En Madrid, miles de personas han llenado la Puerta del Sol. Con semblantes serios y en contraste con los turistas despreocupados, los manifestantes portaban banderas arco iris y, en algunas de ellas, crespones negros. Entre la multitud se escucharon algunos lemas como «No está muerto, lo han asesinado», «Vosotros, fascistas, sois los terroristas» o «A Samuel lo mataron por ser maricón». Algunas asociaciones han repartido octavillas con el mensaje «Homofobia y fascismo son lo mismo».
Durante la lectura del manifiesto, se han alzado las manos en forma de grito mudo y se ha dicho: «A Samuel lo mataron por maricón». Personas del Movimiento Marikas Madrid han dicho: «Solo por el hecho de existir nos vemos cuestionades y agredides. Pero tenemos algo aún más fuerte que todo eso, la rabia». «Esto no va de amar, esto va de ser», han añadido. Además, han lanzado una llamada a la movilización: «Lo vamos a hacer a nuestra manera, con todo nuestro cuerpo, ocupando el espacio y haciéndolo nuestro».
De manera espontánea, una parte importante de los manifestantes abandonaron la plaza para dirigirse al Ministerio de Justicia. A su paso, realizaron una sentada, cortando el tráfico, así como en la calle San Berbardo, donde se encuentra la sede del ministerio. Una vez allí, han proseguido las consignas «A Samuel lo mataron por ser maricón». A las diez de la noche, la manifestación continuaba, donde ocurrieron enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes.(ElDiario.es)