Inicio El Mundo Records de contagios en India y EEUU

Records de contagios en India y EEUU

EL GOBIERNO DE TRUMP CALIFICO DE "ZONAS ROJAS" A 18 ESTADOS

La creciente gravedad de la pandemia de coronavirus se hizo ayer más notoria con la superación del millón de casos en la India, la vuelta a esquemas de confinamiento en Israel y dos regiones de España y la situación en Estados Unidos que, tras marcar el jueves un récord mundial con 77.255 casos en un día, estudia la vuelta a la cuarentena en 18 estados. Además de la región, donde Brasil sigue mostrando altos índices de contagios y fallecimientos y Chile exhibe una «leve mejoría» mientras ensaya tres tipos de vacunas, los dos países que marcaron la agenda en el día fueron India, que con su más de millón de casos permite pronosticar un desastre humanitario, y EEUU.
El gobierno de Donald Trump tiene en estudio un informe interno en el que se califica como «zonas rojas» a 18 estados, que deberían retomar las medidas de confinamiento para frenar el avance de la enfermedad. Entre los estados que figuran en ese informe elaborado por un equipo a cargo de las acciones contra la pandemia, que lidera el vicepresidente Mike Pence, se encuentran California, Texas y Florida, donde vive casi un tercio de la población de Estados Unidos.

India.
Por su parte, India se convirtió ayer en el tercer país en superar el millón de casos positivos y encendió las alarmas entre sus autoridades por el riesgo de que el aumento de casos sature el débil sistema de salud del país que tiene 1.300 millones de habitantes. El Ministerio de Salud reportó ayer 34.956 nuevos casos positivos, una cifra que lleva a 1.003.832 el total casos y deja al país sólo detrás de Estados Unidos y Brasil, en cantidad de infectados.
Además, las autoridades informaron un nuevo récord diario de muertes, 687, con lo que el total se elevó a 25.602. Las cifras se conocen cuando las autoridades de varios estados comenzaron a reimponer bloqueos zonales para contener los brotes, sin detener por completo la actividad económica.

España.
En ese contexto, el gobierno del norteño País Vasco, en España, adoptó nuevas restricciones, como la limitación de la mitad de la capacidad de bares y hoteles, así como su cierre antes de la medianoche, ante el incremento de brotes vinculados a las actividades de ocio y socialización de los jóvenes. La autoridades sanitarias vascas están enfocadas en contener los pequeños rebrotes que se detectaron principalmente entre la población joven.
También en España sobresalió ayer la decisión del Gobierno catalán de pedir el confinamiento voluntario a casi tres millones de personas que viven en Barcelona y su área metropolitana, una medida inédita con la que se busca frenar el aumento acelerado de los casos. La norteña región de Cataluña y la vecina Aragón concentran el 70% de los contagios de los más de 150 rebrotes de Covid-19 activos en España, donde preocupa la velocidad con la que se está expandiendo nuevamente la enfermedad, aunque mayormente se trata de casos asintomáticos y leves.

Inversión.
Ya en plena reapertura, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció ayer nuevos alivios de las restricciones en Inglaterra y una inversión de 3.000 millones de libras para reforzar los sistemas de salud de cara a una segunda ola de contagios que según expertos podría ser peor que la primera.
Desde el 1 de agosto, los patrones podrán elegir si sus empleados trabajan desde sus casas, se permitirá la apertura de salones de belleza, las actuaciones artísticas en lugares cerrados y las bodas con hasta 30 invitados, aunque las discotecas seguirán cerradas, dijo el premier, quien confirmó 114 nuevos fallecidos por la pandemia.

Latinoamérica.
En la región, además de los habituales reportes de Perú y Chile -aunque ambos países parecen haber aplanado la curva de contagios-, se destaca la situación de Bolivia, que con 11 millones de habitantes acumula 54.156 casos y 1.984 decesos, según datos oficiales. La saturación del cementerio municipal de Santa Cruz, la ciudad más afectada por la pandemia, obligó ayer a las autoridades a habilitar un segundo espacio y a preparar una tercera necrópolis, un día después de que se confirmara un nuevo récord de casos diarios: 1.938.
En la ciudad brasileña de San Pablo, que alberga a más de 12 millones de habitantes, el intendente Bruno Covas decidió cancelar la tradicional fiesta callejera de Año Nuevo a raíz de la perspectiva de la falta de control de la pandemia para diciembre. Brasil, en tanto, ya superó los dos millones de casos positivos y se encamina a los 80.000 decesos.
En Colombia, ayer se registraron 8.934 contagios nuevos y 256 muertes, su peor registro diario desde que se informó del primer caso positivo el 6 de marzo.
Al menos 90 originarios, la mayoría de entre 20 y 39 años, murieron por coronavirus en Colombia, según la Organización Nacional Indígena de ese país (ONIC), una cifra mayor respecto de los datos recopilados por el estatal Instituto Nacional de Salud (INS), que refirió 71 decesos en los pueblos originarios. Los dos reportes coinciden en que el virus se ha ensañado principalmente con comunidades ancestrales en Amazonas, seguida de grupos indígenas ubicados en el norte del país. (Télam)