Rusia apoya la propuesta de la ONU

TREGUA DE 48 HORAS EN ALEPO PARA FACILITAR EL SUMINISTRO DE AYUDA HUMANITARIA

Rusia apoyó ayer la propuesta del enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, de declarar una tregua de 48 horas en Alepo para facilitar el suministro de ayuda humanitaria a la población que se encuentra sitiada en esa ciudad del norte de Siria, pero pidió garantías a Washington, aliado de milicias opositoras.
“El ministerio de Defensa ruso está dispuesto a apoyar la propuesta (…) de Staffan de Mistura sobre una ‘pausa humanitaria’ de 48 horas”, declaró el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, a medios locales.
El general ruso precisó que Moscú, que apoya con ataques aéreos al Ejército sirio, está dispuesto a declarar la primera tregua la próxima semana, para lo que subrayó que se necesitan “garantías de seguridad” por parte de Estados Unidos, que tiene fuertes vínculos con parte de la oposición armada siria.
“Las fechas y horas concretas se determinarán cuando recibamos de manos de Naciones Unidas la información sobre cuándo estarán preparados los convoyes humanitarios”, señaló el portavoz.

Pausa humanitaria.
La pausa humanitaria no sólo se reducirá a la entrega de alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad, sino a la reparación de las redes básicas de suministro “destruidas como resultado de los ataques de los guerrilleros”.
Rusia está dispuesta a coordinar con las autoridades sirias las medidas para garantizar la seguridad de los convoyes a su paso por el territorio controlado por las fuerzas gubernamentales.
“A su vez, esperamos garantías análogas por parte de Estados Unidos al paso de los convoyes por territorio bajo control de la oposición moderada”, comentó.

UE.
Washington no respondió inmediatamente, pero sí reaccionó su principal socio internacional, la Unión Europea (UE).
La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, llamó en un comunicado a un “cese inmediato” de las hostilidades en la ciudad de Alepo y, pese a que varias potencias europeas bombardean la zona del norte de Siria junto a Estados Unidos y participan activamente de la guerra en ese país árabe, destacó que “las autoridades sirias tienen la responsabilidad primordial de proteger a sus ciudadanos”.
Mientras Europa y Estados Unidos reclaman una tregua a Siria y su aliado Rusia, Moscú repite una y otra vez que todas las partes, nacionales e internacionales, del conflicto deben garantizar su compromiso con un cese de fuego.
Sólo en ese marco, el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Konashenkov propuso enviar la ayuda humanitaria por dos vías, la primera de las cuales lleva desde la ciudad turca de Gaziantep por la carretera de Castello hasta los barrios orientales de Alepo controlados por los rebeldes
Rusia anunció a fines de julio el inicio de una operación humanitaria en Alepo en colaboración con el Ejercito sirio que se proponía abrir corredores humanitarios para que los civiles puedan abandonar la ciudad y los guerrilleros que lo deseen depongan las armas.
No obstante, la oposición armada y algunas cancillerías occidentales alertaron que la operación podía ser la antesala de un asalto militar contra la segunda ciudad siria.

Foto.
La fotografía de Omran Daqneesh, un niño de cinco años con la cara cubierta de sangre y polvo, sentado en la parte trasera de una ambulancia tras resultar herido en un bombardeo en la ciudad de Alepo, se convirtió ayer en una nueva imagen del horror de la guerra en Siria.
El menor -cuya imagen aparece en un video difundido por Alepo Media Center (AMC)- integra un grupo de cinco niños y tres adultos heridos durante el ataque al barrio de Qaterji, según informaron fuentes médicas. (Télam)