Inicio El Mundo Se agravan los ataques en Gaza

Se agravan los ataques en Gaza

ISRAEL ANUNCIO UN DESPLIEGUE MASIVO DE FUERZAS DE SEGURIDAD

El gobierno israelí anunció ayer un despliegue «masivo» de fuerzas de seguridad en ciudades con una mayoría o gran población palestino-israelí en medio de los peores enfrentamientos entre sus ciudadanos judíos y musulmanes en más de dos décadas, que suman un segundo frente a los ataques en Israel y Hamas, desde y contra la Franja de Gaza.
Al visitar ayer la ciudad central de Lod, en la periferia sur de Tel Aviv, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió que podría adoptar severas medidas para contener la violencia, incluyendo una muy polémica y llamada detención administrativa, que se aplica mayormente a los palestinos. Desde hace cuatro días, palestinos de nacionalidad israelí e israelíes judíos recorren las calles de esas ciudades «mixtas» desbocados, atacándose entre sí.
En este contexto de violencia, ayer Israel y el grupo palestino Hamas intercambiaron ataques con cohetes y bombardeos desde y contra Gaza por cuarto día. El Ministerio de Salud de Gaza elevó ayer a 83 la cifra de palestinos muertos, entre ellos 17 niños, y a 487 la de heridos desde el lunes en ataques aéreos israelíes en la franja costera, en la mayor escalada desde una gran ofensiva de Israel contra la región en 2014. Voceros militares israelíes dijeron que la aviación bombardeó Gaza unas 1.000 veces desde el lunes y que los movimientos armados palestinos Hamas y Yihad Islámica lanzaron más de 1.600 cohetes hacia Israel en ese mismo período. Siete israelíes murieron hasta ahora por los cohetes, entre ellos un niño de seis años y un soldado.

Ofensiva.
La situación es cada vez más peligrosa porque coincide con la ofensiva aérea lanzada el lunes por Israel contra el territorio palestino de la Franja de Gaza y los cientos de ataques con cohetes disparados desde allí hacia Israel por los grupos islamistas Hamas y Yihad Islámica, resultados, a su vez, de una ola de represión policial y enfrentamientos en Jerusalén. «No tenemos mayor amenaza ahora mismo (…) y no tenemos otra opción que restablecer la ley y el orden a través de determinado uso de la fuerza», dijo Netanyahu en Lod, informó la agencia de noticias DPA. El premier dijo que podría apelar a las detenciones administrativas, una práctica condenada por organismos de derechos humanos que consiste en detener sin cargos a una persona hasta por seis meses. Esta práctica se remonta a la época en que toda la región de Palestina era controlada por el Imperio Británico entre 1920 y 1948.

Enfrentamientos.
Ayer, el ministro de Defensa, Benny Gantz, anunció que oficiales de la reserva de la guardia fronteriza, que normalmente opera en Cisjordania, otro territorio palestino ocupado por Israel, serán desplegados en las ciudades del país en las que cohabitan palestinos israelíes e israelíes. «Estamos en una situación de emergencia (…) y ahora es necesario reforzar masivamente las fuerzas sobre el terreno», dijo Gantz en un comunicado.
Por otra parte, grupos palestinos-israelíes y judíos-israelíes libraron el miércoles por la noche, por tercera madrugada consecutiva, pequeñas batallas entre sí y contra la policía en la ciudad central de Lod, una de las más afectadas, pese a un estado de emergencia y un toque de queda nocturno. Ayer por la mañana, un hombre judío fue apuñalado en Lod y su mujer dijo que fue atacado por un grupo de «árabes» que gritaban «Alá es el más grande». En ese contexto, el comisario Shabtai anunció ayer que los ingresos de personas a Lod quedarán prohibidos desde las 17. (Télam)