Inicio El Mundo Se disparan las muertes en Paraguay

Se disparan las muertes en Paraguay

DELICADA SITUACION POR EL CORONAVIRUS EN LATINOAMERICA

Los «informes Covid» que entrega el Ministerio de Salud de Paraguay registraron una alarmante subida en las muertes por coronavirus durante el primer semestre, mientras el país intenta profundizar su campaña de vacunación masiva en medio de la escasez de fármacos. El último balance registra otras 115 muertes causadas por el coronavirus además de 2.612 nuevos casos confirmados, lo que da un total de 11.181 decesos y 398.761 infectados.
«Teníamos proyecciones de unos 7.000 muertos para julio. Estamos en la primera quincena de junio y ya sobrepasamos los 11.000. Los números son muy preocupantes», indicó Arturo Ojeda, director ejecutivo de la Cruz Roja, citado por la agencia de noticias AFP. «La gente no cumplió con las medidas sanitarias establecidas y además el Gobierno bajó la guardia en los controles», agregó.
En las últimas dos semanas, Paraguay se ubica como el país de mayor mortalidad en el mundo, con una tasa de 24,79 decesos por cada 100.000 habitantes, según un conteo en base a estadísticas oficiales publicado por la agencia francesa. Los hospitales se encuentran desbordados y escasea el oxígeno, así como algunos medicamentos. Con respecto a la llegada de vacunas, hasta el momento recibió unas 450.000 dosis de la vacuna AstraZeneca, 250.000 de Sinopharm, 20.000 de Coronavac, 200.000 Covaxin, 100.000 de Moderna y 40.000 de Sputnik-V.
Hasta la fecha, según los números oficiales, 6,7% de la población recibió la primera dosis y solo 1,2% las dos que aseguran la inmunización completa. La meta es llegar a 30% en diciembre y a 75% de los habitantes en 2023.

En baja.
En el caso de Perú, en las últimas 10 semanas registró en promedio una disminución sostenida de los contagios y muertes por coronavirus, informó ayer la presidenta del Consejo de Ministros (jefa del gabinete), Violeta Bermúdez. No obstante, la funcionaria advirtió que la tendencia no es uniforme en todo el país y una de las regiones más afectadas es la sureña Arequipa, donde se detectó el segundo caso de la variante india de la enfermedad.
«A nivel nacional los contagios, afortunadamente, continúan descendiendo por 10 semanas consecutivas y los fallecimientos también continúan descendiendo por siete semanas consecutivas», dijo Bermúdez. La jefa de los ministros advirtió que ese comportamiento no es homogéneo en todo el país, donde nueve de las 196 provincias continúan en «nivel extremo» de riesgo sanitario, según la agencia de noticias Sputnik. Y agregó que en la región metropolitana de Lima el riesgo descendió de «muy alto» a «alto».
En ese contexto, el viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud, Bernardo Ostos, descartó que el país vaya a sufrir una tercera ola de Covid-19 y sostuvo que antes de fin de año más de 65% de la población estará vacunada y se habrá alcanzado la inmunidad de rebaño.

Retorno progresivo.
Por otra parte, el Gobierno ecuatoriano anunció ayer un plan de retorno progresivo al trabajo presencial desde el 1 de julio, la vigencia de la tarea remota en el sector público hasta el 30 de este mes y la posibilidad de instrumentar otro paquete de medidas restrictivas para frenar los contagios y muertes por coronavirus.
Los ministros de Salud, Ximena Garzón, y de Trabajo, Patricio Donoso, junto al presidente del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE), Juan Zapata, trataron la delicada situación epidemiológica en el país y no descartaron nuevas medidas restrictivas, aunque sin dar precisiones al respecto. El 1 de julio comenzará la aplicación del plan de retorno progresivo al trabajo presencial, precisó Donoso, aunque luego de que la plenaria del COE analice el proyecto para asegurar el regreso de manera ordenada y segura. Ecuador registra 441.000 contagios y 21.153 muertes desde el inicio de la pandemia, según el último parte del ministerio sanitario. (Télam)