Inicio El Mundo "Tenemos que avanzar juntos"

«Tenemos que avanzar juntos»

SE REUNIO EL G7 Y JOHNSON PIDIO VACUNAS PARA TODO EL MUNDO

El primer ministro británico, Boris Johnson, instó a los líderes mundiales del G7 a garantizar que el mundo entero esté vacunado y pidió «avanzar juntos» para combatir la pandemia, al inaugurar una nueva cumbre, en formato virtual. «No tiene sentido que vacunemos a nuestras poblaciones por separado. Tenemos que asegurarnos de que todo el mundo esté vacunado, porque se trata de una pandemia global y no sirve de nada que un país vaya más adelante que otro, tenemos que avanzar juntos» advirtió el premier británico en el inicio de una conferencia de la que también participa el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden.
Johnson reclamó que se garantice la distribución de vacunas a precio de costo en todo el mundo para asegurarse de que todos los ciudadanos puedan recibirlas y así superar esta pandemia. El británico, que este año presidirá el G7, alentó a las naciones desarrolladas a unirse al esfuerzo para aumentar el suministro mundial de vacunas.
Antes de la conferencia también se comprometió a redistribuir la mayor parte del excedente de vacunas del Reino Unido a otros países y ahora espera convencer a los restantes líderes del G7 para que respalden su plan de acelerar el proceso de desarrollo de vacunas en caso de una pandemia.

Un gran excedente.
Reino Unido ordenó más de 400 millones de dosis de varias vacunas, por lo que se estima que tendrá un gran excedente una vez que todos los adultos estén vacunados. Hasta el jueves, el país más golpeado de Europa por la pandemia (más de 119.000 muertos) ya había vacunado con una primera dosis a casi 17 millones de personas.
Ayer por la mañana, en declaraciones al programa Today de BBC Radio 4, el secretario de Relaciones Exteriores y parlamentario James Cleverly, anunció que Reino Unido estaría observando una cifra notablemente mayor que la estimada por el presidente francés, Emmanuel Macron. En una entrevista con Financial Times Macron sostuvo que los países más ricos deberían enviar entre un 4% y un 5% de sus actuales suministros a las naciones más pobres.
Cleverly, consideró que el gobierno británico sería una «fuerza global para el bien» en la lucha contra la pandemia y que a diferencia de «algunos países» no utilizaría la promesa de vacunas como «palanca diplomática a corto plazo». Una fuente gubernamental citada por la BBC, dijo que más de la mitad de las dosis sobrantes irán al Fondo de Acceso Global para Vacunas (Covax), de la ONU.
Según datos de la ONG «One Campaign», Australia, Canadá, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea (UE) ya aseguraron más de 3.000 millones de dosis, unas 1.200 millones más de lo que necesitan para toda su población. Para la One Campaign, acumular vacunas en países ricos, demorará la recuperación de la pandemia en todas partes y por eso asegurar un acceso equitativo a las vacunas «no solamente es lo correcto, sino lo más inteligente». (Télam)

«Estamos de vuelta»
Desde ayer, Estados Unidos vuelve a formar parte del Acuerdo de París contra el cambio climático, decisión de Joe Biden que busca marcar distancias con su predecesor Donald Trump, y que fue aplaudida por otros líderes mundiales y especialistas. El 20 de enero, cuando asumió, Biden firmó el decreto que dispuso el retorno estadounidense al acuerdo global en materia medioambiental.
En 2016, cuando se negoció el Acuerdo de París, Biden era vicepresidente y mano derecha de
Barack Obama. «Es un buen día en nuestra lucha contra la crisis climática, porque Estados Unidos está de vuelta en el Acuerdo de París. El trabajo para reducir nuestras emisiones ya comenzó y no perderemos tiempo en involucrar a nuestros socios en todo el mundo para construir nuestra resiliencia global» advirtió el secretario de Estado, Antony Blinken.
Biden convocó para el 22 de abril una cumbre de líderes mundiales destinada a debatir la cuestión climática, durante un foro que servirá como antesala de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, prevista para noviembre, en Glasgow.