Inicio El Mundo Tensión en la Franja de Gaza

Tensión en la Franja de Gaza

BOMBARDEOS DEJARON AL MENOS 20 MUERTOS

Al menos 20 personas, entre ellos nueve niños y un comandante de Hamas, murieron ayer por bombardeos israelíes en la Franja de Gaza, como represalia por los cohetes disparados desde el enclave por el movimiento islámico Hamas, tras una nueva jornada de violencia en Jerusalén Este.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió que Hamas cruzó una «línea roja» al disparar los proyectiles contra territorio israelí y que «Israel reaccionará con fuerza» por lo que «el que ataque, pagará un precio alto». El ejército israelí dijo que al menos se dispararon unos 45 cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel, pero algunos fueron interceptados por el escudo antimisiles y otros cayeron en terrenos desocupados. «Hemos empezado, y digo bien empezado, a atacar objetivos militares en Gaza», declaró el portavoz del ejército israelí, citado por la agencia de noticias AFP.

Hamas.
Muhamad Fayad, un comandante del brazo armado de Hamas, murió en Beit Hanun, en el norte de Gaza, confirmó una fuente del movimiento islamista armado, en el poder en el enclave palestino. Luego de darse a conocer la noticia y de que medios digitales palestinos difundieran imágenes de cuerpos sin vida de dos menores, fuentes militares israelíes adjudicaron la explosión a un lanzamiento fallido de un cohete por parte de las milicias palestinas.
El cohete iba a ser lanzado hacia Israel pero «salió mal», expresó un responsable militar israelí citado por la televisión de ese país y replicado por la agencia de noticias Europa Press. Horas antes, Hamas había amenazado a Israel con una escalada militar si sus fuerzas no se retiraban ayer por la noche de la Explanada de las Mezquitas, lugar ultrasensible entre palestinos e israelíes en el centro de la Ciudad Vieja de Jerusalén.
«Las Brigadas Al Qasam (brazo armado de Hamas) lanzan ahora cohetes contra el enemigo en la Jerusalén ocupada como respuesta a sus crímenes y a su agresión contra nuestro pueblo en Sheij Jarrah y en la mezquita Al Aqsa» situada en la explanada, informaron en un comunicado.

Tensión.
El domingo fueron lanzados desde el enclave palestino globos incendiarios y cohetes hacia el sur del territorio israelí en apoyo a los manifestantes de Jerusalén. Esta escalada de tensión tuvo lugar en el cuarto día de enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén Este, sector palestino de la ciudad ilegalmente ocupado y anexionado por Israel.
Más de 300 personas, en su mayoría palestinos, resultaron heridos ayer en los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad israelíes en la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del Islam y que los judíos llaman el Monte del Templo. Ayer por la mañana, cientos de palestinos lanzaron proyectiles y los policías replicaron con balas de goma y gas lacrimógeno. La Media Luna Roja palestina informó de más de 331 palestinos heridos, de los cuales más de 200 tuvieron que ser trasladados a hospitales.
Por su parte, la policía israelí, que advirtió que no dejará «a los extremistas que amenacen la seguridad del público», dio cuenta de nueve agentes heridos. Estos choques coincidían con la celebración del lunes, según el calendario hebreo, del «Día de Jerusalén» que marca la conquista de la parte oriental de la ciudad por Israel en 1967. La «marcha de Jerusalén», a menudo envuelta en altercados y que tenía que congregar anoche a miles de israelíes en la Ciudad Vieja, fue finalmente suspendida.
El viernes, más de 200 personas resultaron heridas en los choques en la explanada, en los disturbios más violentos desde 2017 en este sector. La Autoridad Palestina de Mahmud Abas denunció «una agresión bárbara» de las fuerzas israelíes. (Télam)